Recomendaciones nutricionales postnavideñas

¡Feliz año 2015 a todos y todas!

Ya estamos en el 15; aún recuerdo cuando era más joven, lo lejos que me parecía que estaba el año 2000 y, de repente ya llevamos 15 años de este siglo…

Como es menester te propongo una serie de consejos que seguro ya conoces sobre la mejor manera de afrontar nutricionalmente la cuesta de enero. En otros posts hemos comentado muchos consejos, pero hoy te los resumo en estos puntos.

  1. Desayuna siempre, evitando la bollería industrial que solo aportan grasas saturadas y mucho azúcar. Recuerda que es mejor un lácteo desnatado o semi desnatado, pan o tostas integrales y un zumo de naranja. Empezarás el día con más fuerza y con una dosis extra de vitamina C, fibra y proteínas de alto valor biológico. Aquí, algunas ideas.
  2. Elige platos ligeros a la hora de comer: las verduras como espárragos, espinacas, alcachofas, berenjenas, son más diuréticas, fáciles de digerir y ricas en minerales.
  3. Cocina sano, con aceite de oliva, reduce las frituras, las salsas, y apuesta por cocinar al horno o a la plancha.consejos nutricionales postnavidad
  4. Come varias veces al día, entre cinco e incluso seis. ¿Por qué? Evitarás el hambre entre horas, no irás a las comidas con un hambre voraz y rendirás mejor en el trabajo o en los estudios, además de mantener a raya tu peso. No obstante, si picas, un truco: come pan o fruta o bebe infusiones. Te saciarán y te hidratarán.
  5. Duerme entre siete y ocho horas. ¿Te acuerdas que comentaba en algún post que dormir poco está asociado a engordar? Pues duerme más y ya verás cómo mantienes la línea. Conoce qué alimentos de ayudan a descansar.
  6. Reduce los alimentos ricos en azúcares típicos de los refrescos, de los dulces y de muchos postres. El exceso de azúcar también contribuye a la obesidad. Recuerda que la OMS recomienda una ingesta de 25 gramos de azúcar al día.
  7. Reduce alimentos precocinados ricos en sal y deja la sal en el salero. La sal retiene líquidos y contribuye a aumentar la tensión arterial. No sobrepases los 6 gramos de sal al día que recomienda la OMS.
  8. Lee los etiquetados de los alimentos y evita aquellos alimentos que tengan una elevada proporción de grasas saturadas, azúcar, sal, grasas trans, etc.
  9. Sal a hacer ejercicio. Recuerda los famosos 5.000 pasos como mínimo al día o entre 30 y 60 minutos de movimiento, ya sea en bici, andando, nadando, paseando al perro, subiendo escaleras… Lo importante es moverse. De nada servirá comer menos si no nos movemos. En este sentido, te recuerdo el post del estudio ANIBES, que comentaba cosas muy interesantes.
  10. Si decides ponerte a dieta, consulta con un profesional sanitario con conocimientos en nutrición: dietista-nutricionista, endocrino o farmacéutico nutricionista. Perder peso es algo serio y si lo haces mal es peligroso para tu salud. Déjate asesorar por expertos de verdad y los resultados serán mejores.

Que tengáis un gran año y muchas gracias a todos por leernos. ¡Cada vez somos más!

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.