Hábitos saludables para prevenir el cáncer

La relación entre los hábitos de vida saludables y la incidencia de cáncer ha sido investigada en muchos estudios. Uno de los más famosos es el Estudio EPIC, realizado en más de medio millón de europeos, y en el que se concluía que entre el 29,3 y el 40,6% de la incidencia de cáncer podría ser prevenible con medidas relacionadas con la dieta, el control del peso y la actividad física.

Hace unas semanas, la OMS publicó la cuarta edición del Código Europeo contra el Cáncer. Este código establece 12 formas de adoptar estilos de vida más saludables y así mejorar su prevención del cáncer en Europa.

cáncer, prevención, hábitos, salud, alimentación, ejercicio, tabaco

El cáncer es una de las enfermedades con más incidencia mundial, con más de 2,5 millones de casos nuevos y más de un millón de muertes. El envejecimiento de la población, el aumento de la misma y los malos hábitos de vida están detrás de estas cifras, que pueden seguir en aumento si no mejoramos nuestro comportamiento saludable.

Aquí tienes las 12 formas de  llevar un estilo de vida más saludable:

  • No fumes. No consumas ningún tipo de tabaco.
  • Haz que tu hogar esté libre de humo. Apoya las políticas libres de humo en su lugar de trabajo.
  • Toma medidas para tener un peso corporal saludable.
  • Realiza alguna actividad física en la vida cotidiana. Limita el tiempo que pasa sentado.
  • Mantén una dieta saludable:
  • Come muchos cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.
  • Limita los alimentos altos en calorías (ricos en azúcar o grasa) y las bebidas azucaradas.
  • Evita la carne procesada: limite la carne roja y los alimentos con alto contenido de sal.
  • Si bebes alcohol de cualquier tipo, modera su consumo. No consumirlo es mejor para la prevención del cáncer.
  • Evita el exceso de sol, especialmente en niños. Usa protección solar y no tomes rayos UVA.
  • En el lugar de trabajo, protégete frente a sustancias que causen cáncer siguiendo las instrucciones de salud y seguridad.
  • Averigua si está expuesto a la radiación de niveles naturalmente altos de radón en su hogar. Tome medidas para reducirlo si estos fueran altos.

Para las mujeres:

  • La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre. Si puedes, amamanta a tu bebé.
  • La terapia de sustitución hormonal (TRH) aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Limita su uso.
  • Asegúrate de que tus hijos participan en los programas de vacunación para: hepatitis B (recién nacidos); virus del papiloma humano o VPH (para las niñas),
  • Forma parte en los programas de cribado del cáncer organizados para: cáncer de intestino (hombres y mujeres); cáncer de mama (mujeres); cáncer de cuello de útero (mujeres).

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.