Alimentación en tratamientos oncológicos (I)

Como sabemos, la alimentación y la salud están íntimamente relacionadas, y también en momentos de enfermedad nos influye lo que comemos. En esta nueva entrada de Firma Invitada, la farmacéutica Aitziber Saiz* nos detalla qué consejos alimenticios puede seguir una persona que padece cáncer y qué alimentos resultan más recomendables para un paciente que está recibiendo un tratamiento oncológico.

“La prevalencia de malnutrición en pacientes oncológicos es superior a la de cualquier otro grupo de pacientes. Así, la forma más común del déficit nutricional en este colectivo es la malnutrición proteico-calórica y las deficiencias en vitaminas y minerales. Como consecuencia de la  malnutrición, hay una alteración en el sistema inmune,  o se producen intolerancias a terapias neoplásicas… Por todos estos motivos, es necesario prevenir y tratar la desnutrición durante un tratamiento oncológico.

alimentación y cáncerLa enfermedad y la terapia pueden modificar el sentido del gusto del paciente y, por lo general, se perciben de forma alterada la temperatura de los alimentos, el olor y el sabor. Se observa una disminución de sensibilidad para el sabor dulce y un aumento del salado y amargo. Por eso, el enfermo oncológico debe hacer una dieta variada y equilibrada, atendiendo a sus gustos y preferencias, y siempre en cantidades suficientes, de forma que se cubran todos sus requerimientos.

Es importante consumir alimentos de todos los grupos –frutas, verduras y pescados, todos ellos preferiblemente de temporada y variando según época del año-; se escogerán proteínas de fácil digestión, como el pescado blanco (merluza, lenguado, gallo…), carnes blancas (pollo, pavo, conejo…), clara de huevo cocida, o queso fundido desnatado-; se usarán concentrados de proteínas en polvo en aquellos casos en que la dieta no cubra las necesidades; el consumo de lácteos se realizará según la tolerancia de cada paciente en cada momento del tratamiento; los hidratos de carbono como el pan, galletas, pasta o arroz son de fácil digestión y aportarán energía necesaria; y para cocinar y aliñar los alimentos, se debe emplear aceite de oliva.

Así mismo, no debemos olvidar la hidratación: además del agua se deben recuperar las sales minerales pérdidas, por lo que es recomendable el consumo de sueros de rehidratación oral. Además, se pueden beber licuados, bebidas vegetales como zumos, cremas de verduras, yogur batido e infusiones”.

Próximamente, continuaremos en una  nueva entrada con más recomendaciones en torno a este tema.

*Aitziber Saiz Golzarri es farmaceútica y graduada en Nutrición humana y Dietética por la Universidad de Navarra. Adjunta en la Farmacia Golzarri, en Vizcaya, es colaboradora de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC)Miembro del grupo de trabajo de nutrición del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Vizcaya (COFBI), imparte talleres y conferencias de educación nutricional a escolares, enfermos oncológicos, tercera edad…

 Puedes seguirle en Twitter en: @farGolzarri 

Comentarios

  1. Estupendo artículo. Felicidades

Opina

*

(Spamcheck Enabled)