Nutrición durante la menopausia

La menopausia es una nueva fase en la vida de algunas mujeres, una época de cambios y alteraciones, que no siempre son fáciles de sobrellevar. Es el momento de tomar las riendas de tu cuerpo con buena actitud para vivirla de manera positiva.

consejos nutricion menopausia

Cambios durante la menopausia

En primer lugar, durante la menopausia se produce una disminución de estrógenos que puede derivar en una ganancia de peso de varios kilos, y  sobre todo la acumulación de grasa en la zona del abdomen. Ello es el reflejo de  una redistribución de la grasa corporal y un incremento del riesgo de obesidad en esta edad.

En segundo lugar, el metabolismo de los lípidos también se ve alterado durante la menopausia. Ello puede conllevar el aumento del llamado ‘colesterol malo’ (colesterol LDL) y una disminución del llamado ‘colesterol bueno’ (colesterol HDL). Como este perfil de lípidos deja a la mujer desprotegida frente a enfermedades del corazón, pueden aparecer trastornos cardiovasculares que, antes de la menopausia, son más raros.

Otro riesgo para la salud en este momento de la vida es el de desarrollar diabetes tipo II, ya que entre otros factores, la menor producción de hormonas provoca modificaciones en el nivel de azúcar en sangre. De hecho, de acuerdo al estudio CinfaSalud “Las percepciones y hábitos de las mujeres españolas durante la menopausia”, la posibilidad de desarrollar diabetes preocupa a la mitad de las españolas (52,6%) en esta etapa de la vida.

Cuida tu dieta, cuida tu cuerpo

En todas las épocas de tu vida tienes que cuidar de tu cuerpo, pero especialmente durante la menopausia, mímate más.

Para mantener el colesterol y el azúcar a raya, es necesario reducir el consumo de grasas y azúcares, al tiempo que se aumentar el de frutas, verduras y cereales, preferentemente integrales.

nutricion durante la menopausia

La dieta de la mujer en la menopausia ha de incluir, así mismo, productos que contengan calcio, como la leche y los lácteos. Tampoco debe faltar la vitamina D, crucial para fortalecer el hueso y prevenir la osteoporosis.

El consumo de Omega-3 es especialmente importante y beneficioso para la mujer a partir de los 45 años. Se trata de un ácido graso presente en pescados como el salmón o el atún o en vegetales como las nueces, las espinacas o la coliflor. Entre otros beneficios, ayuda a prevenir problemas cardiovasculares y los síntomas depresivos, además de contribuir a reducir la intensidad de los sofocos.

También es conveniente moderar el consumo de alcohol y café: más de dos o tres tazas de café diarias o más de un vaso de vino al día no es recomendables. Además, así evitaremos interferir en las rutinas del sueño, que durante la menopausia suelen verse afectadas ya de manera natural.

Otro buen hábito es reducir la sal al cocinar, ya que esta eleva la tensión. Puede sustituirse por apio o hierbas aromáticas para no restar sabor a las comidas.

Salud cardiovascular menopausia

Controla tu tensión

Por último, las mujeres menopaúsicas tienen que ser conscientes de la necesidad de realizar controles periódicos de su tensión arterial, nivel de colesterol y de glucosa. De esta manera, podrán detectar a tiempo cualquier irregularidad o problema incipiente de salud.

 

Productos recomendados:

Speak Your Mind

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.