¡Feliz cumpleaños, querido blog!

Queridos lectores de nuestro blog,

Durante estos días ¡celebramos nuestro tercer aniversario!

aniversario

Sois ya más de 10 mil lectores mensuales, a los que os estamos tremendamente agradecidos.

¡Gracias!

Intentamos cada día ser mejores en nuestros contenidos y que este blog os sirva de guía para una buena alimentación.  

Más de 1000 días y 300 post después, nos gustaría recoger para vosotras/os los 5 post  que más habéis leído durante estos años.

Y como estamos de celebración, hemos decidido preparar una deliciosa y saludable tarta para que sopléis las velas con nosotros. Nos la ha facilitado nuestra nutricionista de Cinfa, Amaia Ibañez. Podéis seguir las instrucciones del blog de Misthermorecetas, pero usando los siguiente ingredientes para que sea una tarta ligera.

Tarta de Cuajada con mermelada de arándanos rojos

Ingredientes:

–       Mermelada light sin azúcar

–       250 gr. leche desnatada

–       Stevia al gusto

–       750 gr. de nata descremada

–       250 gr. galletas integrales (tipo Maria)

–       70 gr. Margarina vegetal

–       Frambuesas naturales

tarta de cuajada

Finalmente, nos gustaría regalaros una de nuestras guías de alimentación fetiche, si se me permite la palabra y que utilizamos con frecuencia. Se trata de un manual realizado por la Vocalía de Alimentación del Ilustrísimo Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante. En esta guía se recomiendan los principales alimentos según las patologías más habituales en la población y que puedes consultar siempre que quieras. Descárgala aquí.

 Feliz cumpleaños, y a por los próximos 3 años, con salud y buenos alimentos.

La hora de la cena: ¿cómo debe ser la última comida del día?

Muchas veces, cuando llegamos a la última comida del día, tras una jornada agotadora, tenemos la tentación de saltárnosla, de comer poco o a veces justo lo contario: darnos un atracón porque llevamos desde las tres de la tarde sin comer nada.

En primer lugar, te diré que saltarse la cena no es una buena idea. Es mejor cenar algo ligero que no cenar. Si no cenas, es posible que a media noche te despiertes con una sensación pavorosa de hambre. Recuerda que en varias entradas de este blog hemos hablado de comer cinco veces al día. La cena es la quinta, y si durante el día hemos comido de forma equilibrada y el número de veces recomendado, llegaremos a la cena sin esa sensación de hambre.

Recuerda que para dormir, lo menos aconsejable es comer mucho. Las cenas tienen que ser ligeras y fáciles de digerir. Además, debemos tomar esta última comida a una hora temprana, por ejemplo hacia las 8 ó 9 de la noche.

En tu cena puedes incluir algún tipo de pescado o de carne sin grasa como el pollo, el conejo o el pavo. Las verduras también son una buena opción si las tomas frescas o cocinadas  a la plancha, igual que las ensaladas, éstas bien aliñadas con aceite de oliva. En el postre puedes incluir una fruta o un lácteo desnatado.

qué cenar

Y por supuesto, no tomes bebidas alcohólicas por la noche, sobre todo combinados, porque tendrás un sueño muy ligero y poco reparador y al día siguiente te encontrarás más cansado