Vitamina C, antioxidante y desintoxicante

Si hace unas semanas conocimos a fondo la vitamina A, hoy descubriremos la C, también conocida como ácido ascórbico. Se trata de un micronutriente fundamental por su función antioxidante y desintoxicante, así como por su papel en la formación del colágeno. A diferencia de la vitamina A, es hidrosoluble, lo que quiere decir que, al disolverse con facilidad en el agua y eliminarse con la orina, no queda almacenada en nuestro organismo.

Las madnarina son fuente de Vitamina C

Por este motivo, es fundamental que nuestra dieta garantice un aporte regular y suficiente de esta vitamina, presente en diversos alimentos de origen animal y  vegetal. Por ejemplo, la podamos encontrar en la leche, así como en los cítricos como la mandarina y el kiwi, los frutos del bosque y las verduras frescas, especialmente las patatas, el brócoli y los pimientos. A veces, incluso, lo encontraremos añadido como conservante (E300 y E304) en alimentos como el pan y algunos aceites y carnes.

También es importante saber que la vitamina C es muy sensible a la luz, la temperatura y el oxígeno, por lo que puede perderse en las verduras durante el proceso de cocción. Por este motivo, deberíamos consumirlas frescas con toda la frecuencia que podamos.

El brcoli puede aportar vitamina c a nuestro organismo

Por eso es tan importante proveer a nuestro organismo de cantidades regulares de vitamina C. En concreto, la ingesta diaria recomendada por los nutricionistas es de 30 a 45 miligramos en niños, de 60 miligramos en adultos, de 70 en ancianos y de 80 y 100 miligramos durante el embarazo y la lactancia respectivamente.

Como hemos dicho, la vitamina C contribuye a la formación del colágeno, proteína necesaria para la formación de músculos y huesos, así como a la cicatrización de heridas.

Influye también en la formación de la hemoglobina, una proteína presente en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a los tejidos, y favorece la absorción del hierro procedente de los alimentos de origen vegetal en el intestino.

También ayuda al correcto desarrollo de la fuerza muscular y, gracias a  sus propiedades antioxidantes, juega un importante papel en la prevención de las cataratas, algunos tipos de cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Los pimientos son fuentes de vitamina c,  antioxidante

Es decir, se trata de un micronutriente fundamental para nuestro bienestar. Su déficit suele producir irritación, cansancio y dolor en las articulaciones.

Sobre todo, deben asegurarse de que toman suficiente vitamina C los fumadores, que corren especial riesgo de sufrir carencias de este micronutriente, al igual que las personas que ya sufren déficit de otras vitaminas.

 

Fotos: Pixabay (mandarinas, brocoli, pimientos)

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.