Muévete por tu salud

La semana pasada, vimos que deportes como el running se están volviendo muy populares en nuestro país, lo cual constituye una muy buena noticia en una sociedad que continúa siendo en su mayor parte sedentaria: según datos del Eurobarómetro sobre deporte y educación física -publicado por la Unión Europea en 2014-, el 59% de los ciudadanos europeos no realiza ejercicio ni practica deporte alguno habitualmente, frente a un 41% que lo hace al menos una vez a la semana.

Pero no podemos olvidar que nuestro cuerpo está diseñado para el movimiento y la actividad, para producir la energía que luego gastaremos desarrollando las distintas funciones fisiológicas y metabólicas. Si nuestro nivel de actividad no es suficientemente intenso o frecuente, comienzan a producirse alteraciones en el organismo y nuestra salud se resiente.

beneficios del ejercicio regular

Las consecuencias de la inactividad física son ya, de hecho, muy graves: la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que provoca 1,9% millones de defunciones en todo el mundo y causa un 22% de los casos de cardiopatía isquémica. En nuestro país, uno de los cuatro más sedentarios de Europa, un 7% del total de muertes está ligado a la falta de actividad física, según el Consejo Superior de Deportes.

Pero estas amenazas se pueden evitar de una manera tan sencilla como ponermos en movimiento en nuestro día a día y practicar actividad física de manera habitual. Como afirman desde la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED), no existe ninguna otra estrategia (nutricional, farmacológica ni higiénica) que produzca tantos y tan importantes efectos beneficiosos sobre la salud como la actividad físico-deportiva.

deporte fortalece el sistema inmunológico

Beneficios del deporte

A nivel físico, aumenta la masa muscular y la densidad mineral ósea (por lo que se reduce el riesgo de osteoporosis), permite que llegue más oxígeno al corazón, fortalece el sistema inmunológico y disminuye el riesgo de desarrollar hipertensión y problemas cardiovasculares.

Además, mejora los niveles de azúcar (lo que reduce el riesgo de diabetes tipo II), disminuye el colesterol en la sangre y contribuye a reducir las grasas y, por tanto, a combatir la obesidad, otra gran lacra de la sociedad actual.

El ejercicio regular y el deporte también contribuyen al correcto desarrollo del aparato locomotor en niños y adolescentes e incrementa la fuerza y la resistencia. En personas de edad avanzada, disminuye el dolor articular y los síntomas de la artrosis y otras enfermedades inflamatorias. Además, incrementa su movilidad y, por consiguiente, les ayuda a reducir las caídas y fracturas.

el deporte es beneficios para la mente

Cuida tu mente con ejercicio

A nivel psicológico, el ejercicio regular aumenta la resistencia al estrés y la autoestima, al tiempo que reduce el insomnio y los síntomas de la ansiedad y la depresión. Se puede decir que, en general, el deporte ayuda a sentirse de mejor humor y, a nivel social, facilita la integración de los niños, mejora sus resultados en la escuela y contribuye a su alejamiento de ambientes nocivos, relacionados con el alcohol, el tabaco o la droga. Mens sana in corpore sano.

Tras lo que acabamos de ver, no lo dudes, cálzate unas zapatillas y sal a correr o a dar un buen paseo. ¡Ponte en movimiento!

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.