Comida y televisión, una mala combinación

Siempre he considerado que la comida es el momento en el que además de alimentarnos, sirve para que la familia se siente alrededor de una mesa y hable de sus cosas.

Por ello, la idea de estar comiendo mientras se ve la televisión nunca me ha parecido atractiva. Y parece que no sólo es cuestión de gustos personales… cada vez son más los estudios que relacionan la obesidad con la presencia de la televisión mientras comemos.
Comida y televison

Por un lado, la presencia de un elemento capaz de distraernos, puede provocar que no prestemos atención a lo que comemos.
La sensación de saciedad puede pasar inadvertida y ello provoca que seamos conscientes de que hemos comido más de la cuenta, cuando sea demasiado tarde. Esto puede provocar malas digestiones y un aporte calórico superior al que necesitamos.

Comer deprisa también está considerado como un hábito poco saludable. Prestar atención a cualquier pantalla mientras comemos puede propiciar este hábito tan dañino para la salud.

Comida y televison

Pero también hay estudios que demuestran que los tipos de alimentos que consumimos cuando nos sentamos frente al televisor suelen ser poco saludables, afectando así a la calidad (además de la cantidad) de los alimentos.
La comida rápida, o la ausencia de platos de cuchara cuando nos sentamos frente al televisor puede ser un daño irreparable para nuestra salud.

Así que, sin duda alguna, haremos un tremendo favor a nuestra salud si desterramos la idea de comer con la televisión.

Fuente: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17826345

 

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.