7 hábitos de alimentación saludable para niños

Introducir y asentar buenos hábitos alimenticios en los niños puede parecer una tarea difícil.

Sin embargo, basta con seguir algunos consejos para lograr que los niños adquieran gusto por la comida saludable y cuiden su nutrición desde pequeños sin ser conscientes de ello.

De esta forma, podremos lograr que a lo largo de los años, disfruten de la comida sana y opten por tener buenos hábitos en la mesa.

 

1.- Ser constante

Hay que acostumbrar a los niños a determinados sabores desde pequeños.

Sin embargo, es normal que algunos sabores cuesten más que otros y por ello debemos de insistir ya que es fácil que muestren rechazo en un principio.

2.- Ser creativo

No hay nada que le guste más a un niño que divertirse y ello, debemos trasladarlo también a los platos.

A veces, atrevernos a mezclar sabores, o a presentar la comida de forma divertida u original, puede hacer más atractivo un plato o sabor a los más pequeños.

3.- Comer juntos

El ritmo ajetreado provoca que muchas veces los niños coman casi solos mientras nosotros hacemos otras tareas a su alrededor. Sin embargo, está comprobado que el hecho de sentarnos con ellos a comer con calma, favorece los buenos hábitos infantiles sobre la mesa.

ID-100275125 comer familia niños

4.- Comer despacio

Enseñar a los niños a comer despacio es uno de los mejores regalos que podemos hacerles a nuestros hijos, porque favorecerá la buena digestión y el que no se coma más de la cuenta, lo que sin duda, se reflejará positivamente en su salud.

5.- La importancia del desayuno

El desayuno es la comida más importante del día pero debemos hacerla correctamente, tomándonos el tiempo suficiente, y asegurando los nutrientes que les permitirán tener energía durante todo el día.

Menu infantil Niños y comida Restaurantes

6.- Cocinemos juntos

Ya sea cocinando juntos como decorando los platos, ayudar a papá y a mamá a preparar un plato puede hacerlo muchísimo más apetecible. Siempre teniendo en cuenta la edad de los niños hay que dejarles participar.

7.- Siempre optar por la comida saludable

Pese a que la forma más apetecible de aplacar la sed para un niño puede ser un zumo azucarado debemos acostumbrarles al agua. De la misma forma, el hambre entre horas debe ser, desde pequeños, saciada con una pieza de fruta o snacks saludables como frutos secos consumidos en pequeñas cantidades, o unos palitos de zanahoria cruda, por ejemplo.

 

Estos pequeños consejos pueden ayudarnos a que los niños adquieran hábitos saludables desde pequeños y cuiden su salud a través de la nutrición sin apenas darse cuenta.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.