Alimentación y estado de ánimo

La llegada de la rutina y de la vuelta a nuestras costumbres viene a veces acompañada de desgana, irritabilidad, cansancio, falta de atención, de memoria, etc.

girl-1031307_640

Además de poner de nuestra parte por sobrellevar esta vuelta al día a día, nuestra alimentación puede ayudarnos a mejorar nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, está comprobado que niveles bajos de azúcar están detrás de nerviosismo, irritabilidad, cansancio y falta de concentración. Para evitarlo, te aconsejo hidratos de carbono complejos como el pan, arroz, cereales, pasta, patatas y legumbres. Estos hidratos liberan paulatinamente la glucosa y la mantienen estable durante todo el día proporcionando la energía que necesitas.

Seguro que has oído hablar del triptófano, aminoácido esencial presente en las proteínas y que tras varios procesos metabólicos se transforma en la hormona de la felicidad, la serotonina. Puedes encontrar el triptófano en huevos, lácteos, pescados, carnes, legumbres, frutos secos y frutas como el plátano.

Las vitaminas del grupo B están reconocidas científicamente como sustancias que ayudan a aumenta el ánimo, fundamentalmente la B1 (nueces, pipas, legumbres, cereales integrales como la avena), la B6 (pescado azul, quesos curados, frutos secos, cereales integrales, legumbres, levadura de cerveza) y la B12 (sardinas, huevos, queso, etc.).

También los ácidos grasos Omega 3, los fosfolípidos y el hierro participan en el funcionamiento del sistema nervioso. Los puedes encontrar en cereales integrales, frutos secos, legumbres y pescados.

Y por supuesto, no te olvides de practicar ejercicio físico porque aparte de los beneficios ya comentados en otras entradas nos permitirá estar al aire libre, desconectar e incluso conocer a otras personas.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.