Empezar el cole “con buen pie”

La semana pasada os hablaba de los buenos propósitos para el nuevo curso y cómo podíamos lograrlos más fácilmente.

Hoy os quiero hablar de la vuelta al cole y de cómo podemos aprovechar este momento para iniciar (o retomar) buenos hábitos en lo que a alimentación se refiere.

ID-100283276

Es más que probable que el verano, los viajes, la diversidad de planes y todo lo que las vacaciones lleva implícito, haya trastocado nuestros hábitos y hayamos llevado una alimentación más irregular.

La vuelta al cole, es una buenísima época para educar y proponer nuevas normas, y los más pequeños son capaces de asimilarlo mejor.

HORARIOS

Es normal que los primeros días cueste más por ejemplo, el desayuno.

Los madrugones y los nervios de los primeros días pueden hacer que los pequeños estén más inapetentes. No conviene forzarlos, pero sí asegurarnos de que  toman todos los nutrientes que necesitan para afrontar el día.

Debemos intentar que poco a poco, las cenas vayan haciéndose también a las horas normales, para ir adaptado el organismo a los nuevos horarios. 

NORMAS

Las normas en la mesa no deberían abandonarse nuca, pero es normal que algunas cosas se permitan durante el verano.

Poco a poco deberemos ir acostumbrándolos a no levantarse de la mesa, a no picar entre horas, a tomar un helado entre horas para refrescarse…

ALIMENTOS

Poco a poco hay que ir abandonando las chuches, los helados más calóricos y las comidas entre horas.

Es un momento importante de que los hábitos se adquieran y se mantengan todo el año que es lo que más importa.

 

Seguro que con estos consejos y algunos otros que os iremos dando lograremos que la vuelta al cole sea la mejor del mundo.

 

 

Foto: Freedigitalphotos.net

Opina

*

(Spamcheck Enabled)