El poder del azafrán

El azafrán ha sido una de las hierbas preferidas para egipcios, romanos y griego en la cocina desde la antigüedad, para dar aroma y color a muchos platos y, debido a su elevado coste, fue llamado el “oro rojo”.

Beneficios y propiedades del azafrán

Sin embargo, además de ese sabor inconfundible y su efecto como colorante, el azafrán posee propiedades beneficiosas para la salud y su utilización en la cocina puede ser de lo más recomendable.

Una investigación de la University of L’Aquila en Abruzzi, Italia, ha puesto de manifiesto que el azafrán puede tener efectos positivos sobre las células encargadas de proteger la vista, gracias a su contenido en ácidos grasos.

Se trata de un hierba con alto contenido en antioxidantes, que vienen dados por la crocina, un componente de la flor del azafrán que es, además, responsable de su color amarillo intenso.

Beneficios y propiedades del azafrán

La crocina posee una serie de flavonoides, licopeno y carotenoides, que protegen al organismo de los agentes externos y luchan contra los radicales libres.

Su utilización en la cocina puede ayudar a la digestión ya que activa las secreciones salivales y gástricas, favoreciendo de este modo la correcta asimilación de los nutrientes.

Beneficios y propiedades del azafrán

Tradicionalmente se han utilizado infusiones de azafrán para aliviar dolores de muelas, prevenir aftas bucales, dismiuir dolores menstruales e incluso como diaforético, para estimular la sudoración y reducir la fiebre, pero no existen evidencias científicas que respalden estos usos.

 

El azafrán se puede encontrar  en polvo y en hebras y se puede utilizar añadiéndolo a los platos durante la cocción, o en preparando infusiones en agua caliente durante 20 minutos.

Se recomienda añadir canela para contrarrestar el sabor amargo de las hebras de azafrán.

 

Fotos: Cortesía de los Dres. M. Carmona y G.L. Alonso, Cátedra de Química Agrícola. ETSI Agrónomos y de Montes de Albacete. UCLM

Opina

*

(Spamcheck Enabled)