4 trampas calóricas que tal vez no conozcas

Todos sabemos que tomarnos un brownie con helado de vainilla y sirope de chocolate no es recomendable si estás intentando perder algunos kilos, y todos sabemos que las ensaladas, los zumos, y la comida preparada al vapor o a la plancha son buenas opciones.

Sin embargo, existen  opciones que no están tan claras y esconden trampas calóricas que no todo el mundo conoce.

 

1.- Uno de los casos más conocidos es el de los zumos.

La diferencia entre un zumo natural y un zumo artificial no reside únicamente en las vitaminas que contiene.

Los zumos industriales son una de las trampas calóricas por excelencia, y su gran contenido en azúcar los hace poco recomendables para llevar una vida saludable y, no digamos ya, si tu objetivo es perder unos kilos.

2.- Los cereales

cereales, beneficios

Leer las etiquetas nutricionales de las cajas de cereales puede darte muchas sorpresas.

Algunos dan pistas en su envase y dejan adivinar que son verdaderas “bombas calóricas” pero otros, esconden tras su aparencial de alimento sano, rico en vitaminas y minerales, unas cantidades impresionantes de azúcar y grasas.

3.- La ensaladas

qué cenar

Las ensaladas son muchas veces otra gran trampa. Bajo el aspecto inocente de una ensalada nos podemos encontrar con muchas sorpresas. Hay ensaladas que aportan pocas calorías pero a las que añadiéndole ingredientes como el bacon, queso, cebolla frita, salsas y otros condimentos, convertimos en platos con gran aporte calórico.

4.- Frutos secos

Los frutos secos son un alimento saludable y cuya ingesta diaria está recomendada.

Lo que poca gente sabe es que la cantidad que debemos comer diariamente es tan pequeña que cabe en la palma de la mano.

Además, hay grandes diferencias, en lo que a calorías se refiere, entre los frutos secos crudos y los fritos.

Comentarios

  1. excelente información.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.