5 beneficios de incorporar la piña a tu dieta

La piña es una fruta que, pese a que se puede consumir todo el año, se asocia al verano por sus propiedades hidratantes y refrescantes y esa deliciosa mezcla de sabores ácido y dulce.

Pero además, la piña puede ser una excelente fuente de nutrientes y aportar muchos beneficios a nuestra salud. Veamos algunos de ellos:

1.- Mejores digestiones

La piña es una fuente de fibras insolubles que facilitan el tránsito intestinal y ayudan a reducir el estreñimiento.

Esta fibra además, puede ayudarnos a conseguir una mayor sensación de saciedad
En caso de que estés en un régimen para perder peso, debes saber que consumir piña es una buena opción para satisfacer el antojo de comer algo dulce a la vez que obtienen agua y fibra.

Pero además, la piña contiene bromelina, una enzima que, al llegar al intestino, facilita la mejor absorción de los nutrientes y facilita la mejor digestión de las proteínas.

Piña

2.- Rica en vitamina C

La piña es una fuente de vitamina C, tanto que una ración (de unos 150 gr) podría aportar una buena parte de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina (dependiendo siempre de la edad y el tipo de persona al que nos refiramos), además de favorecer la formación de colágeno, huesos, dientes, e incrementando la absorción del hierro y la formación de glóbulos rojos.

3.- Antiinflamatorio natural

La piña tienen propiedades antiinflamatorias por lo que puede ayudar a aliviar síntomas de enfermedades como e asma, la artritis,simplemente mejorar nuestra condición física por el fortalecimiento de los huesos.

Alimentos playa

4.- Ácido fólico

La piña es rica en ácido fólico por lo que es ideal incluirla en la dieta en etapas como el embarazo donde ese necesita un aporte extra.

5.- Pocas calorías

Se trata de un fruta con poco aporte calórico y que además se puede introducir en ensaladas y macedonias, lo que hace que sea una de las favoritas en procesos de pérdida de peso.

6 alimentos para una piel luminosa

A la hora de cuidar nuestra piel hay dos cosas que debemos tener en cuenta principalmente: una es protegerla, ya sea del sol como de otros agentes externos, y otra es hidratarla y darle los nutrientes que necesita.

Esto lo podemos hacer de forma tópica, utilizando cremas, pero también deberemos prestar mucha atención a la alimentación y la ingesta de líquidos que aporten hidratación al organismo.

Una dieta equilibrada es fundamental a la hora de cuidar la piel pero hay alimentos que pueden aportar, una mayor cantidad de antioxidantes y nutrientes que nos ayuden a tener una piel más luminosa y más sana.

Veamos algunos de ellos:

1.- La granada

La granada es una fruta muy rica en antioxidantes que, además, contiene ácido elágico, un tipo de polifenol que puede ayudar a prevenir la disminución del colágeno y por tanto, ayudar a mantener la firmeza y elasticidad de la piel.

Además, ayuda a proteger la piel de los rayos UVB.

Granada (fruta)
 2.- La zanahoria

Rica en vitamina A, en antioxidantes y betacarotenos, la zanahoria es conocida por ayudar a proteger la piel de los radicales libres y a mantenerla sana.

3.- Las manzanas

Las manzanas son una fruta que ayuda a la salud del organismo y, por supuesto, también ayuda a cuidar la salud de la piel.

Posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a mantener la piel sana, a evitar o atenuar las arrugas y que además, también es rica en antioxidantes.

4.- Cítricos

Naranjas, mandarinas, limones… son frutas muy ricas en vitamina C y esta vitamina es una de las que más ayuda a tener una piel luminosa.

Cítricos - Naranja, limón, pomelo

5.- La piña

La piña, además de propiedades antioxidantes, ejerce una acción depurativa de la que también se beneficia la salud de la piel.

Esta acción “desintoxicante” ayuda a librarnos de las impurezas del organismo, por lo que puede ayudar a tener una piel luminosa y saludable.

Piña

6.- Cereales integrales

Los cereales constituyen otra magnífica fuente de antioxidantes que ayudan a frenar los efectos del envejecimiento y que nos proporcionan una piel luminosa.

Cereales integrales

El trigo, por ejemplo, contiene vitamina E y ácidos grasos insaturados.

La avena es otro de los productos más utilizados en cosmética precisamente porque es capaz de relajar, calmar e hidratar la piel.

El arroz posee también buenísimas propiedades para cuidar la piel. Tanto el grano, como la cáscara o incluso el agua de arroz, se utilizan para limpiar y purificar la piel, y es precisamente por su capacidad para dejarla luminosa y limpia.