4 consejos para un 2017 más sano

Enero es el mes de los buenos propósitos por excelencia.

Pero a veces, nos ponemos objetivos tan altos que no somos capaces de cumplirlos.

Por eso, me ha parecido interesante compartir algunos consejos fáciles de seguir (y de mantener durante todo el año) para lograr una vida un poquito más sana.

* Cada paso cuenta.

No hace falta que pasemos de una vida sedentaria a correr un maratón en dos días. Podemos empezar por movernos más.

Dar un paseo en cuanto salga el sol, subir las escaleras en lugar de coger el ascensor, o bajarnos del autobús una parada antes, pueden ser pequeños avances que nos permitan comenzar a movernos.

Buenos habitos 2017

 

* Come en casa, siempre que puedas.

Todos sabemos que la vida ajetreada y la falta de tiempo puede hacer que algún día necesitemos comer fuera, pero debemos intentar que sea una excepción.

La comida casera siempre será la mejor opción y si teneos que comer en el lugar de trabajo, podemos optar por llevar comida casera y evitar tentaciones.

Buenos habitos 2017 - Dormir

* Dormir debe ser tu prioridad

Con la edad, las preocupaciones o los cambios horarios, es fácil que durmamos menos de lo que necesitamos y ello, reparcute en nuestra salud.

Un propósito para el año nuevo puede ser aumentar en una hora nuestro periodo de descanso nocturno.

Acostarse una hora antes es un pequeño cambio que puede repercutir en nuestra salud de forma muy positiva.

 

* Beber más agua

Muchas veces, sobre todo con la llegada del frío, tenemos menos sed y, sin darnos cuenta, reducimos la ingesta de agua.

En los meses de frío la hidratación también es fundamental y prestando un poquito de atención será fácil hacerlo. Aunque durante un periodo de tiempo necesitemos estar pendientes, poco a poco se irá convirtiendo en un hábito y ello beneficiará a nuestro organismo.

Agua

Iremos descubriendo más consejos fáciles de seguir y capaces de convertir el año nuevo en un año más saludable.

Lo importante es no fijarse objetivos demasiado ambiciosos, tratar de hacer las cosas poco a poco, y saber aceptar que algún día no lo cumpliremos. Pero mientras seamos capaces de mantenerlos a largo plazo, nuestra salud nos lo agradecerá.

Un plan integral para adelgazar y aprender a comer bien

Ya estamos en septiembre; la rutina vuelve a empezar, los escaparates lucen sus colecciones otoño-invierno, la Liga de fútbol ya ha comenzado y notamos que los días son más cortos.

Septiembre es, junto con enero, el mes clásico de los nuevos propósitos, como pueden ser pasar más tiempo con la familia, hacer más deporte y, sobre todo, cuidarnos más, empezar una dieta o quitarnos esos kilos que nos sobran. Si este es uno de tus objetivos, te recomiendo el Plan Compl3t Diet, de  Ns Nature System, que está disponible en las farmacias del país.

Se trata de un plan basado en el Estudio Diógenes, realizado en Europa para perder peso y para conocer cuál es la mejor estrategia para mantenerse en el peso perdido más tiempo. En este enlace puedes leer el estudio completo.

El plan cuenta con tres fases:

La fase inicial o de choque: de dos semanas de duración, te explicamos cómo perder el peso inicial, basándonos en una dieta ligeramente proteica que se basa en las recomendaciones del prestigioso Food Nutritional Board institute of Medicine. Esta tipología de dieta favorece una mayor pérdida de peso a corto plazo, reduce la masa grasa, la intrabdominal y la circunferencia de cintura. Además, te ayudaremos con un complemento alimenticio con efecto saciante que te proporcionará sensación de plenitud y control de apetito. Finalmente, te facilitaremos que diariamente salgas a caminar.

La segunda fase: tiene como objetivo alcanzar el peso objetivo que te has marcado. Nuestra recomendación aquí es que seas realista. Esta fase durará el tiempo que tú consideres y la dieta que te facilitamos te ayudará a que lo puedas conseguir. La dieta se complementará con un complemento alimenticio para la captación de grasas. La fase de ejercicio no sólo incrementará el número de pasos diarios que debes hacer, sino que incluirá ejercicios de fuerza y tonificación.

Tercera fase: de mantenimiento. Una vez lograda la pérdida de peso, lo más importante es evitar recuperarlo, interiorizando los buenos hábitos para comer de forma saludable. Como hemos dicho, con el Plan Compl3t Diet, seguimos los criterios del Estudio Diógenes, donde se observó que dietas ligeramente proteicas, bien balanceadas en todos los grupos alimenticios y con hidratos de carbono de bajo índice glucémico, demostraron tener menos casos de abandono y fue la pauta que permitió que no se recuperara el peso perdido durante más tiempo. Esta fase incluye un complemento alimenticio para una mejor gestión de los hidratos de carbono junto con el mantenimiento y llegada a los objetivos del plan de ejercicio.

En este vídeo te explicamos de manera clara y sencilla en qué consiste el Plan Compl3t Diet.

perder peso con el Plan Compl3t Diet

Pincha en la imagen para ver el vídeo.

Por último, como muchas veces te he recomendado, consulta siempre con profesionales sanitarios con conocimientos en nutrición. Perder peso es algo serio y siempre debes consultar con ellos.

5.000 pasos, la barrera frente al sedentarismo

caminar es saludableMi compañera Susana os indicó hace un par de meses las clarísimas ventajas de andar en su post sobre la importancia de caminar. Hoy yo mismo os añado un pequeño truco para que esos beneficios que ella comentaba los notéis en vuestra salud.

Si has oído hablar de los ‘amish’, sabrás que son esa comunidad religiosa caracterizada por una vida sencilla, vestidos humildes y tradicionales y su resistencia a adoptar tecnologías modernas. Diversos estudios dicen que el Amish da 18.400 pasos al día y eso se traduce en una salud cardiovascular de hierro y las menores tasas de obesidad, sobrepeso y otras enfermedades como diabetes y deterioro cognitivo.

En España, el 60 % de los adultos se declara sedentario y sólo la mitad de los niños hacen deporte. La mayor parte de la población dedica el tiempo libre a no gastar energía, a no moverse, y eso tiene repercusiones negativas en nuestra salud.

Si queremos dejar de ser sedentarios, el ejercicio físico nos puede ayudar a dejar de serlo y no hace falta hacer deporte de competición o ejercicio extremo. Está al alcance de todos. Son 5.000 pasos al día; esa es la barrera de ser sedentario o no. ¿Y cuanto tiempo supone? Alrededor de 30 minutos andando cada día. Te lo pongo más fácil todavía. Puedes hacerlo en tres momentos del día; 10 minutos por la mañana, 10 al mediodía y otros diez después de trabajar. Ten en cuenta que no valen los pasos que demos en casa, en la universidad o en el trabajo.

Para contabilizar los pasos que das, puedes hacerte con un podómetro, que es un aparato que ayuda a aumentar la actividad física y a incrementar el número de pasos. No son nada caros, por menos de 5 euros tienes muchos. Como la comunidad científica recomienda que se den 10.000 pasos, lo primero es ponernos metas sencillas. Empieza llegando a los 5.000, después poco a poco puedes aumentar el número de pasos andando cada día 8 minutos más, hasta llegar a esa cifra recomendada.

Mira si es bueno caminar que incluso también tiene efectos positivos en nuestro bolsillo: reduce el uso del automóvil, no necesitas un equipamiento caro, lo puedes practicar en cualquier sitio… Además, en un estudio realizado en el Estado americano de Nebraska, concluyó que invertir un dólar en senderos equivaldría a un ahorro de 3 dólares en el sistema sanitario. Consúltalo aquí:

 

 

La importancia de caminar

Si hay una actividad física que está al alcance de casi todos es, sin duda, caminar.

Además de ser más económica que cualquier otra, se trata de una actividad que proporciona grandes beneficios al organismo si se practica de manera regular.

Caminar es un ejercicio que favorece, y mucho, la salud cardiovascular y lo hace porque incrementa la capacidad del corazón para bombear sangre, por ejemplo.

Beneficios de caminar

Esto permite un correcto suministro de oxígeno a nuestros músculos y demás órganos y además, reduce la presión arterial.

Se ha demostrado que el ejercicio puede beneficiar tanto a la hora de prevenir la diabetes, como a mejorar el estado de las personas que padecen esta enfermedad, al mejorar la respuesta del páncreas al generar  insulina y  estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Caminar mejora la circulación y fortalece los músculos.

Además nos puede ayudar a eliminar toxinas y a liberar las grasas acumuladas en nuestro organismo.

Pero no solo podemos obtener beneficios físicos. También esta actividad ayuda a liberar tensiones emocionales y genera endorfinas, lo que mejora nuestro estado de ánimo.

Otra de las ventajas de caminar es que se trata de un deporte que podemos comenzar a practicar a cualquier edad y casi en cualquier momento.

Sólo hace falta tomar algún tipo de medidas como empezar poco a poco, ser regulares, utilizar un calzado adecuado, calentar o estirar los músculos para prevenir lesiones.

Foto: Freedigitalphotos.net