Pollo con lombarda y almendras

receta de pollo con lombarda y almendras

¿Podrías resistirte a una receta que utilizara como ingrediente principal un alimento que recogieras en tu propia huerta? ¡Seguro que no! Por eso, recurras a tu propia cosecha o a lo de los agricultores locales, esta receta de pollo con lombarda y almendras va a ser una alegría en tu menú semanal (y no solo es cuestión de color, también lo es de sabor).

Aunque la combinación de lombarda y almendras es bastante socorrida e incluso conocida, el origen de este plato no tiene una raíz gastronómica clara. Sin embargo, agradecemos a nuestros amigos cordobeses el habernos compartido la idea, idea que ahora también os hacemos llegar a vosotros/as.

Paso a paso de nuestro pollo con lombarda y almendras

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo o pavo grande
  • 1/2 col lombarda fresca
  • 1 taza de almendra fileteada
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 vaso de vino tinto
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal (sin excesos) y pimienta negra, al gusto

Elaboración

  1. Cortamos la col lombarda en juliana gruesa (tiras anchas) y reservamos. También picamos el ajo y, por otro lado, cortamos a cubos grandes pero uniformes el pollo (la medida ideal es aquella que permita comerlo sin necesidad de volverlo a cortar antes de meterlo en la boca).
  2. Calentamos una sartén o wok con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y, cuando coja temperatura, salteamos el pollo a fuego alto y durante el tiempo justo para sellarse o dorarse por fuera (1 o 2 minutos, no necesitamos terminar la cocción pues seguirá cocinándose en el siguiente paso, junto a la col). Salpimentamos y reservamos.
  3. Aprovechamos la misma sartén para agregar el ajo picado o laminado y las almendras, esperamos hasta que empiecen a dorar y añadimos la juliana de lombarda. Rehogamos durante un par de minutos a fuego fuerte, lo suficiente para dar color, y acto seguido desglasamos añadiendo el vino tinto.
  4. Bajamos el fuego, ponemos la tapa y dejamos cocinar durante 5-8 minutos o hasta que la col esté a nuestro gusto (a no ser que hayamos usado piezas de pollo entero, la carne no necesitará más tiempo de cocción).
  5. Antes de retirar del fuego, probamos de sazón. ¿Nos gusta el resultado? Entonces ya podemos servir.

Valoración nutricional y conclusión

Esta receta, sin lugar a dudas, será una opción muy nutritiva, sana y saciante para tu día a día pues la col lombarda es baja en grasa e hidratos de carbono, contiene fibra y tiene un gran poder antioxidante, siendo rica en calcio y vitamina C. A su vez, el pollo es una fuente de proteínas baja en grasa y las almendras tienen un alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados (oleico y linoleico) que cuidan de tu salud cardiovascular, así como fibra y calcio.

¿Te animas a probar este pollo con lombarda y almendras? Si además quieres darle un toque distinto para ir variando, puedes añadir un puñado de uvas pasas a la elaboración, así como un chorrito de zumo de limón recién exprimido, justo cuando lo hayas servido en el plato. ¡Echa mano de la creatividad y disfruta cocinando/comiendo!

Raquel Lozano, nutricionista de Ns

Opina

*

(Spamcheck Enabled)