La rhodiola, aliada imbatible contra el estrés

Crece en las regiones frías del mundo y tiene una bonita flor amarilla, pero la más preciada virtud de la rhodiola rosea no reside en su belleza, sino en su raíz, que posee la capacidad de mejorar el estado de ánimo, mitigar el estrés y aliviar la sensación de fatiga y debilidad.

propiedades rhodiola

Utilizada desde la antigüedad, los resultados de numerosas investigaciones científicas avalan la eficacia de esta planta, que posee propiedades adaptógenas o, dicho en otras palabras, que ayuda a nuestro organismo a adaptarse mental y físicamente a situaciones cambiantes de nuestro entorno o que pueden producirnos un gran estrés como un problema en el trabajo o los estudios o un conflicto familiar.

Por ejemplo, en un estudio realizado en el año 2000, la administración de cien gramos de rhodiola durante veinte días a sesenta estudiantes de entre 17 y 19 años de edad en época de exámenes logró mejorar su actividad mental y física, así como su bienestar general. En 2007, un segundo estudio demostró la eficacia de esta planta para tratar los síntomas de la depresión de leve a moderada.

bienestar emocional

Combate el estrés

Las investigaciones sugieren que las propiedades preventivas del estrés y antidepresivas de la rhodiola se deben a que algunos componentes (la rosavina y el salidrósido) de esta planta presentes en su raíz elevan los niveles de endorfinas en el organismo. Son necesarias al menos 340 mg diarios para obtener dichos beneficios.

Todo indica que esos componentes poseen la capacidad de regular en el cerebro los niveles de serotonina, un neurotransmisor relacionado con el buen estado anímico, que actúa sobre sistema nervioso simpático –uno de los dos que forman el sistema nervioso autónomo-.

cómo sentirse bien

Durante este proceso, se produce también una disminución de los niveles de cortisol, la conocida como hormona del estrés. Antaño necesaria para la supervivencia, el cortisol ayuda al organismo a obtener más energía y aumenta la actividad del sistema inmunológico cuando se producen situaciones  estresantes. Sin embargo, si su acción se prolonga en el tiempo porque el agente estresor no desaparece, a largo plazo, conduce al organismo a un estado de agotamiento y bajo estado anímico.

En estos casos, como hemos visto, la rhodiola puede convertirse en nuestra mejor aliada, dado que proporciona al organismo un mecanismo de respuesta rápida que permite controlar la reacción aguda en estos periodos de estrés y fatiga.

 

Deja tu opinión

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.