Cómo mantener a raya la diabetes con tu alimentación

¿Qué es la diabetes?

Como sabemos, la diabetes es una enfermedad que se desarrolla cuando nuestro organismo no produce suficiente insulina.

Esta hormona, fabricada por el páncreas, permite que la glucosa de los alimentos pase al interior de las células. Allí se transforma en la energía necesaria para que funcionen los músculos y los tejidos o se almacena hasta que sea necesaria.

alimentación diabeticos

Por eso, si no tenemos suficiente insulina, no podemos absorber la glucosa  adecuadamente. En este caso, podemos llegar a sufrir lo que se conoce hiperglucemia, una concentración excesiva del azúcar en la sangre.

Con el paso del tiempo, si no se trata adecuadamente, este exceso de glucosa que corre por el torrente sanguíneo acaba dañando nuestros tejidos. A largo plazo, este deterioro puede también causar alteraciones e insuficiencias en órganos como  los ojos, los riñones, los nervios, el corazón y los vasos sanguíneos.

Cómo controlar la diabetes con tu alimentación

Por este motivo, tanto en el caso de querer prevenir la diabetes como de intentar mantenerla controlada, una nutrición saludable y variada es fundamental.

  • En este sentido, son aconsejables los alimentos ricos en fibra como el pan integral, la fruta natural con piel o las verduras frescas o cocidas. También es conveniente moderar el consumo de grasas.
  • Por supuesto, es fundamental que limitemos al máximo la cantidad ingerida de azúcares simples: está permitido el consumo diario de frutas frescas, leche o algunos derivados lácteos, pero el de azúcares refinados, miel o repostería debe ser muy ocasional.

fruta diabetes

  • También es clave evitar las bebidas alcohólicas con alto contenido en azúcar como la cerveza, los vinos dulces, las sidras dulces o los licores. Sí se pueden tomar, con mucha moderación, las que tienen baja cantidad de azúcar como el whisky, los vinos y jerez secos y la sidra natural.
  • La persona con diabetes o riesgo de padecerla debe seguir además un horario de comidas lo más regular posible. También respetar las cinco comidas diarias recomendadas por los nutricionistas ayuda a mantener el equilibrio de los niveles de glucosa en sangre.

Practica ejercicio para reducir el riesgo

Esta dieta saludable debe complementarse con la práctica habitual del ejercicio físico: si este es ya conveniente para cualquier persona, en los diabéticos favorece además la disminución de la glucemia, mejora la sensibilidad a la insulina y ayuda a perder peso.

Por último, para velar por su bienestar, los diabéticos deben controlar periódicamente su salud. Esto quiere decir que deben vigilar regularmente sus niveles de glucemia/glucosa y examinar sus pies y el estado de su retina (en la consulta de un oftamólogo) con periodicidad. Para combatir la diabetes, toda precaución es poca.

En caso de tener los niveles de glucosa en sangre por encima de los valores normales, es un indicio de prediabetes, por lo que el control deberá ser mayor para no llegar a sufrir esta patología.

Consulta este post si tu hijo o hija tiene diabetes infantil.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.