Propiedades saludables de las cerezas

Aprovecho este post para hacer caso a uno de los lectores frecuentes del Blog, Javier, quien me comenta en un mail que este sábado se celebra el día de la cereza en su pueblo, Milagro, localidad del sur de Navarra.

De paso también saludamos desde estas líneas a los cientos de localidades españolas que también lo celebrarán, ya que la cereza es una fruta muy cultivada en el valle del Ebro, en el del Jerte y en muchas zonas de Andalucía,  entre otros lugares.  Estamos en temporada de cerezas, por lo tanto.

Existen muchos tipos de cerezas, siendo las más conocidas la picota, la cereza y la guinda. La picota se diferencia del resto en que posee un color más oscuro, un hueso más grande, tiene menos “carne” y son más tersas. Se recogen siempre sin rabo, a diferencia de las cerezas, que se recogen con rabo.

El tercer tipo, las guindas, son los frutos del guindo, cerezo silvestre conocido también como cerezo ácido o cerezo Morello y a diferencia de las anteriores, que son dulces, a éstas se les considera una fruta agria.

Desde un punto de vista nutritivo, la cereza es baja en calorías y rica en hidratos de carbono, fibra, potasio y magnesio, entre otros minerales, por lo que resulta muy adecuada en dietas hipocalóricas, y es beneficiosa en caso de síntomas de estreñimiento. Contiene vitaminas A, C, B y ácido fólico con propiedades antioxidantes.

Además, es de los pocos alimentos que contiene melatonina que regula el ciclo sueño-vigilia y ayuda a conciliar el sueño.

cerezas

Como sabes, se recomiendan tres porciones de fruta al día, que en el caso de las cerezas equivaldrían a unos 150 gramos aproximadamente (alrededor de un cuenco casero). Así de sencillo es llegar a las raciones que las autoridades sanitarias recomiendan.

Solamente en personas con insuficiencia renal, personas bajo tratamiento de diuréticos ahorradores de potasio (espironolactona, por ejemplo) y en aquellos con tendencia a los cálculos renales, deben limitar su consumo por su alto contenido en potasio.

 

5 motivos para tomar cerezas

Las cerezas son una de las frutas más populares del verano.
Además de su riquísimo sabor, las cerezas aportan infinidad de beneficios que las hacen nutricionalmente “irresistibles”.

1.- Son un potente antioxidante
Las cerezas poseen un alto poder antioxidante que nos ayuda a luchar contra los radicales libres.
Además ayuda a cuidar el corazón y la salud cerebral a la vez que ayuda a regular la tensión arterial.

alimentos del verano

2.- Otra de las propiedades beneficiosas de las cerezas es que nos ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.
De esta forma se convierten en una excelente fruta para consumir durante las primeras horas del día, ya que evitará los temidos “ataques de hambre” a media mañana.

3.- Las cerezas ayudan a luchar contra la inflamación por lo que son muy recomendables como norma general, en casos de artritis reumatoide, y otras enfermedades relacionadas con la inflamación.

cereza

4.- Ricas en fibra
Las cerezas contienen mucha fibra por lo que ayudan a eliminar toxinas y a prevenir el cáncer de colon.
Además la fibra aumenta la sensación de saciedad y favorece el tránsito intenstinal, con lo que se convierten en una gran aliado para quienes sufran estreñimiento.

alimentos del verano

5.- Mejorar el sueño
Una de las propiedades beneficiosas de esta fruta es que aumentan de forma natural la producción de melatonina lo que favorece la conciliación del sueño.
Si tienes dificultades para dormir o algún tipo de alteración del sueño, las cerezas pueden ser de gran ayuda.

La dieta primaveral

A primavera es una época de cambios, una adaptación del cuerpo y la mente que abandonan el frío invierno y se preparan para la llegada del calor.

Por suerte la naturaleza sabe lo que necesitamos y nos provee de alimentos que nos ayudan a superar estos cambios de la mejor forma posible.

La opción más recomendable es consumir alimentos de temporada.

Alimentos Primavera

Poco a poco iremos abandonando frutas como el kiwi, las naranjas o las mandarinas para dejar paso a las ciruelas, cerezas y a los albaricoques que con poquísimas calorías nos aportan grandes beneficios para la salud.

El aguacate es otra de las frutas primaverales por excelencia que además nos aporta grandes beneficios para la salud gracias al ácido oleico que contiene.

El melocotón también llega a nuestras mesas a finales de abril y por supuesto seguiremos disfrutando de las fresas, los pomelos y los plátanos.

Respecto a las verduras, están recomendados los puerros, las judías verdes  y podemos saborear riquísimas ensaladas con lechuga, zanahoria, cebolla o pepino que están en plena temporada también.

El tomate sigue estando delicioso durante la primavera y el calabacín nos va diciendo poco a poco adiós.

Alimentos primavera

Pero la primavera además es una temporada que se suele asociar con algunas alergias y la alimentación puede ayudarnos a prevenir o a atenuar sus síntomas.

Es recomendable el consumo de ajo y cebolla durante esta época, al igual que la miel que  puede ayudarnos a prevenir las molestias provocadas por los procesos alérgicos.

Los cítricos como la naranja o el limón, o los yogures y los pescados azules pueden también beneficiar a las personas que sufren alergias.

En cualquier caso, se trata de una época en la que podemos disfrutar de alimentos llenos de color y sabor que nos preparan para la llegada del verano y eso, es un lujo que no debemos desaprovechar.

 

 

Foto: vanillaechoes/ FreeDigitalPhotos.net