Nútrete para combatir los efectos del invierno

Según el III estudio Cinfa Salud publicado recientemente, cerca del 75% de los participantes afirma sufrir gripe y/o resfriado al menos una vez al año; incluso, uno de cada cinco españoles (20,6%) asegura padecerlas tres o más veces al año.

La prevención para combatir los efectos indeseables del frío y fortalecer nuestras defensas durante el invierno es uno de los elementos clave, siendo una alimentación saludable y variada un factor muy a tener en cuenta.

En todas las estaciones del año es conveniente consumir alimentos de temporada por varios motivos como un mejor sabor, propiedades nutricionales o una mejor calidad del alimento a consumir. En la página web de la OCU tienes disponible un buscador sobre alimentos de temporada que puede serte útil.

Frutas, verduras, legumbres y cereales integrales deben ser parte de nuestra alimentación diaria.

¿Qué alimentos disponemos en invierno de estos grupos?

Entre las frutas destacan las manzanas, las uvas, las mandarinas, los limones y las naranjas.

naranja

Estos son alimentos poco calóricos, pero ricos en sustancias antioxidantes como la vitamina C y E, la fibra necesaria para nuestro bienestar digestivo y para alimentar nuestra flora intestinal, la cuál también nos ayuda a protegernos de los típicos inconvenientes del invierno.

Las acelgas, el brócoli, la coliflor, los guisantes, las habas, el tomate, la remolacha o las zanahorias son verduras que podrás encontrar durante la estación invernal.  Todos estos alimentos comparten características muy saludables: fibra soluble e insoluble, vitaminas y minerales con efecto positivo sobre nuestro sistema inmune, antioxidantes que combaten los radicales libres de las agresiones externas, etc. Y recuerda tomar, 3 raciones de frutas y 2 de verduras al día.  Consulta cuantas raciones de alimento son recomendables. A la hora de cocinar las verduras u hortalizas apuesta por lo crudo, ya que la cantidad de las vitaminas que ingieras será más alta.

Las legumbres son un clásico del invierno y uno de los alimentos de elección: contienen fibra, hierro y magnesio para nuestras defensas, vitaminas del grupo B, hidratos de carbono, y no aportan apenas grasa. Además, contienen calcio, magnesio, zinc, y ácido fólico, especialmente presentes en los garbanzos. Elige los garbanzos, las lentejas, alubias y recuerda que se recomienda entre 2 y 4 platos a la semana de estos alimentos

Sobre las carnes y pescados se mantienen las mismas recomendaciones que para el resto del año. Siempre es recomendable una ingesta mayor de pescado que de carne, por ejemplo, la merluza, el mero o la  panga pueden ser una buena elección. Y respecto a las carnes es mejor evitar la charcutería, excepto el jamón. Sera preferible mejor las carnes magras como el pavo, la pechuga de pollo o el filete de ternera.

Los huevos son otro de los alimentos que no deben faltar en tú día a día por sus excelentes propiedades nutricionales y su alto contenido en hierro y zinc, que ayudan a un sistema inmune sano.

Especialmente recomendable es  un clásico alimento como la miel, por sus propiedades suavizantes de la garganta es muy recomendable.