Hummus tradicional

hummus de garbanzo

En árabe, la palabra “hummus” significa “garbanzo” así que, como bien sabrás, la receta de hummus tradicional que te traemos no es más que una crema de garbanzo muy sencilla pero a la vez exótica, ligera y apetecible. ¡Un snack o aperitivo de 10!

Aunque es una preparación muy común en los países orientales, su origen se remonta al antiguo Egipto, lugar en el que se disfrutaba sobre trozos de pan. Nosotros, sin embargo, te vamos a proponer acompañar el hummus con crudités, unos bastones de hortalizas crudas muy comunes en la gastronomía francesa.

Paso a paso de nuestro hummus tradicional

Ingredientes

  • 500 gramos de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas soperas de tahini (crema de sésamo o ajonjolí)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de agua
  • Zumo de 1 limón
  • 2 dientes de ajo
  • Comino molido, sal, pimienta y pimentón (dulce y/o picante)
  • Perejil fresco picado
  • Zanahoria, pepino, pimiento y endibias

Elaboración

  1. Empezamos preparando el tahini (triturando 50 gramos de sésamo en 50 ml de agua) y cocinando los garbanzos. Sin embargo, también podemos adquirir ambas cosas ya preparadas: si compramos el tahini debemos optar por la opción sin sal, azúcares o grasas añadidas; en caso de usar conserva de garbanzos, los lavaremos antes de usarlos. Reservamos.
  2. Preparamos la batidora o el procesador de alimentos, añadiendo los garbanzos cocidos y escurridos, los dos dientes de ajo (a poder ser sin el germen interior, para evitar que piquen demasiado o repitan), el aceite de oliva y el agua. Batimos o trituramos bien hasta lograr un puré homogéneo, cremoso y sin grumos.
  3. A continuación incorporamos el tahini, una pizca de comino, una pizca de pimienta y una pizca de sal. Mezclamos durante unos segundos más hasta integrar todos los ingredientes.
  4. Servimos en un bol o plato hondo y aplanamos suavemente con una cuchara, haciendo movimientos semi-circulares para crear una presentación tradicional.
  5. Espolvoreamos con pimentón dulce y/o picante al gusto, regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, decoramos con perejil picado y servimos (o refrigeramos previamente) junto a bastones de zanahoria, pepino, pimiento y algunas hojas de endibia o lechuga.

Valoración nutricional y conclusión

Esta receta de hummus es baja en calorías (ideal en dietas de control de peso) pero tiene un alto poder saciante y nutritivo gracias a su contenido en fibra y micronutrientes como el calcio, el magnesio y las vitaminas C y A.

¿Te explicamos un secreto? La digestión de las legumbres mejora cuando las hacemos puré o incluso cuando retiramos su piel antes de preparar nuestro platos (lo cual aún hará más fina la textura de nuestra crema). Eso significa que no solo es una preparación ideal para personas con digestiones difíciles sino que, además, es una fuente de proteína vegetal apta para veganos, vegetarianos y celíacos pues no contiene ingredientes de origen animal ni gluten.

Beatriz Romero, nutricionista de Ns

Comentarios

  1. Vanessa dice:

    Me ha encantado Bea, una gran receta.

  2. Beatriz dice:

    Gracias prima!!!

Opina

*

(Spamcheck Enabled)