El helado, el sabor del verano

Uno de los snacks o alimentos más típicos del verano es el helado. Considerado un capricho de los sentidos, tomado con moderación y con algunos consejos puede resultar una maravilla gozar de su sabor.

 En los chiringuitos de nuestras playas, en los bares de cualquier ciudad o pueblo, y cómo no, en los puestos ambulantes de las grandes marcas comerciales se oferta una cantidad inusitada de diferentes tipos de helados. Desde un punto de vista nutricional se dividen en:

  • Helados a base de nata y leche.
  • Helados a base de agua (polos, sorbetes, granizados, etc),
  • Otros postres helados, con gran variedad de ingredientes.

 El helado tiene como principales ingredientes leche, nata, cacao, grasas vegetales, azúcares, huevos, frutos secos, fruta, turrón, galletas…

En cuanto a las vitaminas y minerales, su contenido dependerá fundamentalmente de la leche y el huevo si es que el helado los contiene. Los helados de leche o nata son ricos en calcio y las principales vitaminas son la riboflavina y la vitamina A. Los de agua apenas contienen micronutrientes.helado alimento típico del verano

Los helados tienen muchas propiedades positivas ya que refrescan, proporcionan energía e incluso tienen algunos nutrientes necesarios y son ideales en personas con poco apetito o que tengan sequedad bucal, por su capacidad hidratante y de frescor.

Pero hay que tener en cuenta que los intolerantes a la lactosa deben tener cuidado con los helados de nata, leche y crema ya que les pueden ocasionar problemas digestivos.

Así mismo, las personas con alergias a frutos secos deben extremar las precauciones y leer el etiquetado del helado que van a consumir.

Respecto a aquellos con sobrepeso, obesidad y diabetes deben limitar su consumo por su alto valor calórico y de azúcares. En estos casos, los polos y los helados de hielo tienen un contenido calórico mucho menor ya que no contienen grasas. Además, si en vez de azúcares, llevan edulcorantes naturales, mucho mejor. Al leer el etiquetado, evita aquellos que contienen grasas trans si lees que el producto tiene grasas hidrogenado o parcialmente hidrogenadas.

Para terminar, recuerda siempre conservar  los helados en temperatura de congelación y no rompas la cadena de frío. Si al comprar un helado, éste presenta escarcha o trozos de hielo en su interior ten en cuenta que es un helado de mala calidad y/o que no ha sido conservado adecuadamente y se ha descongelado total o parcialmente y congelado posteriormente de nuevo. La interrupción de la cadena del frío ocasiona daños a nivel sensorial y además conlleva un riesgo para la salud.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.