La educación nutricional de nuestros hijos comienza en casa (y II)

En la primera parte de este post os expliqué por qué era importante educar nutricionalmente a nuestros hijos. Hoy seguiremos abordando más consejos y orientaciones que espero os ayuden en una de las tareas más importantes y que más quebraderos de cabeza trae a los padres son la llave de la prevención de futuras enfermedades.

Los padres, muy frecuentemente, tenemos expectativas irreales con respecto a las cantidades que nuestros hijos deben ingerir. Resulta habitual ver cómo se le obliga a un niño a que coma más de lo que él quiere. No es recomendable hacerlo porque sólo ellos saben cuánta hambre tienen y son ellos los que tienen que aprender a regular su propio apetito. La cantidad de alimentos que ingieren puede variar mucho en función de la fase de crecimiento en la que se encuentren. Es normal que pasen por temporadas en las que comen más y otras en las que comen menos.  Seguramente, a nosotros los mayores, nos pasa lo mismo.

eating-796490_640

Tampoco debemos obligar a un niño a  comer algo que no le gusta. Los gustos van cambiando a lo largo de la vida. Se lo podremos ofrecer más adelante. Nadie obligaría a un adulto a comer algo que no quiere. Un niño merece la misma consideración; es más, no deja de ser una persona, más chiquitita, la mayoría de las veces con las mismas virtudes y defectos que las personas mayores.

Otra idea muy habitual en algunas situaciones es presentar la comida como castigo: “Si te portas mal, pondré pescado para cenar”; “Si te portas bien, comerás helado”; “Si no te comes la verdura no podrás tomar batido”… Con esas indicaciones estamos transmitiéndole mensajes erróneos sobre qué alimentos son buenos o malos. La comida no es un castigo. Todos los alimentos son saludables en el marco de una dieta variada y equilibrada, y así lo debemos transmitir con nuestro ejemplo.

Acabo esta entrada con una cita que seguramente os sonará y que es muy ilustrativa: ”Los padres ponen la calidad y el niño la cantidad”.

 

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.