Edurne Pasabán, ejemplo de superación

¿Quién es Edurne Pasaban?

Edurne Pasabán, es la alpinista española que hizo historia al convertirse, en 2010, en la primera mujer en ascender los catorce ochomiles. Además fue la vigésima deportista en conseguir el impresionante reto de coronar las catorce cumbres de más de 8.000 metros que hay en el mundo.

pasaban superación

Edurne Pasabán constituye un ejemplo de superación y objetivos cumplidos, tanto en el terreno deportivo como en el personal (recientemente cumplió su sueño de ser madre). “Soy una persona que necesita ponerse retos, motivarse”, cuenta de sí misma la alpinista. Y así es, con motivación, fuerza de voluntad y férreos entrenamientos, como ha logrado conquistar las montañas más altas del planeta.

Las 5 claves de Edurne Pasaban

El alpinismo es un deporte muy exigente a nivel físico y psíquico, por ello Edurne destaca la importancia de estar bien preparado.

  1. Como ella misma cuenta, en su preparación deportiva no faltan tampoco los tres ejes del conocido como “entrenamiento invisible”: alimentación, hidratación y descanso. Por ejemplo, era importantísimo para Pasabán, durante sus ascensiones en la montaña, dormir el número suficiente de horas. Solo así lograba rendir al máximo al día siguiente.
  2. Otra de las claves para la deportista son las bebidas de recuperación que ingería al alcanzar los campamentos de altura, a unos siete mil de metros. Como sabemos, la reposición energética debe comenzar inmediatamente después del ejercicio, pues el almacenamiento de glucógeno y proteínas es más veloz durante las dos primeras horas, momento conocido como ventana anabólica.
  3. Por lo tanto, es ideal aprovechar este periodo para la recuperación muscular. Y así lo hacía Pasabán, quien, nada más llegar al campamento, derretía nieve para obtener agua y le añadía sustancias recuperadoras. De esta manera, al día siguiente, la alpinista estaba preparada para afrontar de nuevo el rigor de la montaña.
  4. Una buena alimentación no garantiza el éxito, pero una dieta deficiente puede ocasionar problemas serios de salud. Consciente de ello, incluso incorporaba a sus expediciones un médico que controlara su alimentación.
  5. También en el día a día del deportista de a pie, puede ser muy útil el asesoramiento de un nutricionista o dietista. Hay que tener en cuenta que, además de variada y equilibrada, la alimentación debe adaptarse al momento en que se produce: antes, durante o después del ejercicio.

Como vemos, quienes practicamos deporte de manera moderada o intensa podemos aprender muchísimo de una mujer como Edurne Pasabán, ejemplo de constancia y superación. Edurne Pasabán, ejemplo de superación.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.