Deseada vitamina D

Lo reconozco soy fan de la vitamina D. Sí, sí, lo reconozco; los hay fans de Messi de Cristiano, de Julio Iglesias y lo entiendo pero yo tengo la carpeta forrada de vitamina D. Llamadme freak pero está comprobado que la ingesta de vitamina D no sólo es buena para nuestro esqueleto. Se sabe que tiene efectos extraóseos muy importantes habiéndose observado efectos beneficiosos a nivel cardiovascular, hipertensión arterial, cáncer colorectal, de mama, esclerosis múltiple, mejora de la función inmune, inflamación, obesidad, etc.

La vitamina D es mucho más que una vitamina. Lo malo es que no es fácil ingerir la que necesitamos diariamente. Nuestro organismo puede llegar a obtener la gran mayoría de lo que necesita (el 90%) de la exposición solar. El resto se debe de obtener de los alimentos, pero el problema es que pocos la contienen. Sólo algunos pescados azules como la sardina, jurel, bonito, atún, caballa etc.., algunas setas irradiadas y los alimentos o complementos alimenticios que están suplementados con vitamina D.

sardines-1489626_640

Pues aunque no os lo creáis en un país como el nuestro, famoso por el número de horas de sol que disfruta, somos deficitarios de vitamina D. Concretamente la mitad de la población y afecta a todos los grupos de edad. Los expertos lo achacan a dos causas; una se debe a la latitud en la que se encuentra España de otoño a primavera (por encima del paralelo 35 donde la posibilidad de sintetizar vitamina D es escasa en invierno y primavera) que hace que no la podamos obtener del sol. La otra causa es que en verano por el excesivo calor o nos quedamos en casa, o usamos cremas protectoras o nos tapamos para no quemarnos. Algo lógico teniendo en cuenta el riesgo de melanomas y de problemas de deshidratación por una excesiva e inadecuada exposición al sol. De todos modos, no pienses que si te pones en la ventana tras los cristales sintetizarás Vitamina D, la ciencia no lo ha demostrado todavía. Incluso los deportistas fundamentalmente los que juegan y entrenan en recintos cerrados también son deficitarios de esta maravillosa sustancia.

pill-316601_640

Espero que te haya convencido y puedas aumentar la ingesta de vitamina D, ¿cómo? Pues con más alimentos lácteos, pescados azules, alimentos enriquecidos de vitamina D, suplementos alimenticios con vitamina D (consulta a tu farmacéutico) y cuando tomes el sol acuérdate de hacerlo así:

Exponte sin crema 15 minutos al día, sólo si la temperatura se encuentra entre 20-25ºC. Torso y brazos desnudos. En verano antes de las 12 de la mañana y con temperaturas inferiores a 25ºC. Si no se cumplen estas condiciones ponte crema y supleméntate con vitamina D.

Fotolia_86124715_L

 

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.