Combatir el frío con la alimentación

Después de un otoño suave cuyas temperaturas nos han permitido alargar un poquito más el verano, el frío parece haber hecho su aparición y, de repente, hemos tenido que sacar la ropa de invierno del armario, casi sin previo aviso.

Las casas aún están frías, muchos no hemos puesto aún la calefacción, pero la bajada de las temperaturas es notable así que, se trata de una temporada donde es fácil caer en resfriados, catarros o enfermedades más serias como bronquitis.

Además de abrigarnos, es importante que adaptemos nuestro cuerpo, a través de la alimentación, para darle las “armas” necesarias para enfrentarse a las  bajas temperaturas.

Tal y como contó mi compañero Eduardo en este post (Nútrete para combatir los efectos del invierno) es imprescindible asegurar nutrientes como los que encontramos en legumbres, huevos, carnes y pescados, pero sobre todo, frutas y verduras ricas en antioxidantes.

alimentos para el verano

Explicábamos también en el post “Dando la bienvenida al invierno“, “el organismo necesita tener las defensas en”buena forma” para ayudarnos a luchar contra las agresiones externas” y por ello debemos asegurarnos un aporte correcto de vitamina C que encontramos en frutas como los cítricos o el kiwi, y en muchas verduras.

Pero además, conviene aclarar que para afrontar el frío y entrar en calor no hace falta pensar en ingerir únicamente alimentos demasiado calóricos o ricos en grasas, como a menudo se piensa.

Existen multitud de alimentos como los caldos o cremas de verduras, menestras o legumbres que poseen la propiedad de ayudarnos a combatir el frío sin que suponga un aumento de las calorías de nuestra dieta.

Podéis leer el post “5 alimentos para combatir el frío, donde os damos algunas ideas para comer saludablemente y entrar en calor.

beneficios tomar caldo

Lo importante es por tanto, asegurarnos de dotar al organismo de los nutrientes necesarios para combatir el frío y luchar contra las posibles enfermedades que suele traer consigo la bajada de temperaturas y a la vez, lograr que no solo, no aumentemos la ingesta de alimentos demasiado calóricos, sino que nos encontremos en plena forma para disfrutar de una e´poca tan bonita como es el otoño.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.