Probióticos, una ayuda para el sistema inmune

En invierno, una de las preocupaciones principales de los padres es que sus hijos e hijas no se pongan enfermos. Gripes, catarros, infecciones respiratorias y de todo tipo están a la orden del día en colegios y guarderías.

No sólo preocupa la patología en si (ir al médico, medicación si lo necesita, ausencia en la escuela) si no, quién los cuidará. Nuestra intensa vida donde, si se tiene la “suerte” trabajan los dos padres, hace que en muchas ocasiones éstos tengan verdaderas dificultades para quedarse con sus hijos e hijas; sobre todo si la ausencia es larga. Abuelos, abuelas, cuidadoras son las “soluciones” a los que muchos padres y madres acuden en estas situaciones.

Los probioticos ayudan al sistema inmune

Pues bien, algunas investigaciones (1) señalan que el uso de probióticos puede ayudar a que los niños y niñas puedan recuperarse antes y volver a la escuela o guardería más pronto.

En este estudio realizado en 281 niños en el año 2010, los investigadores observaron que suplementar con Lactobacillus rhamnosus GG durante 3 meses podría resultar en un número menor de niños con problemas respiratorios y gastrointestinales. Además, se encontraron con un dato muy favorable y es que en su investigación el uso de probióticos puede disminuir hasta dos días la ausencia escolar.

En otro artículo (2), esta vez en chavales preuniversitarios, se observa que hubo 49 días totales de chavales que no fueron a el instituto por problemas respiratorios. De esos 49 días, 33,8 días correspondían a muchachos que tomaban placebo y 15 días a los que tomaban probioticos. Por lo tanto vieron una reducción de un 31% de días totales si se toman probióticos.

Probioticos ayudan a recuperarse

Una posible explicación puede deberse a que determinadas cepas de probióticos como el Lactobacillus Rhamnosus GG y el Bifidobacterium lactis BB12 poseen propiedades inmunomoduladoras, es decir, pueden ayudar a que nuestras defensas sean más eficientes y luchen mejor contra los patógenos y enemigos del invierno. Además, lo hacen a nivel intestinal, donde se encuentra el 70% de nuestras células defensivas.

Todas estas investigaciones tienen que ser confirmadas en futuros estudios, sin embargo los indicios señalan que el uso de probióticos puede ayudar a nuestro sistema inmune.

 

Fuentes:

(1) Hojsak I et al. Clinical Nutrition 2010; 29:312-316.

(2) Smith TJ et al. British Journal of Nutrition 2012;11:19.

La nutrigenética, en el programa de TVE La aventura del saber

Aprovechando que hoy se celebra el Día Mundial de la Alimentación, recientemente tuvimos el honor, un servidor como representante de Laboratorios Cinfa, y el profesor Alfredo Martínez, catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra, de ser invitados por uno de los programas más míticos de la televisión pública española. Os hablo de ‘La aventura del saber’, programa de divulgación cultural que abarca temas de naturaleza, asuntos sociales, ciencia y tecnología y humanidades. Este año cumplen 23 años de emisión nada más y nada menos, y en él han sido entrevistados gigantes de la ciencia española como Severo Ochoa, Margarita Salas e incluso escritores como Miguel Delibes o José Saramago, entre otros ilustres invitados del mundo de la ciencia y de la cultura.

El programa, que se emitió ayer día 15 de octubre, versó sobre las consecuencias del mal estilo de vida que lleva la población (prisas, estrés, hábitos alimenticios…) que es el culpable de las cada vez mayores tasas de obesidad y sobrepeso, así como de sus consecuencias como diabetes y enfermedades cardiovasculares. Durante la tertulia que mantuvimos al principio del programa, explicamos que debemos incorporar unos hábitos y una dieta saludables y adaptados a cada persona. Y como lectores del blog sabréis que la nutrigenética juega un papel fundamental en esta personalización. Y es que conociendo nuestras predisposiciones genéticas podemos adaptar nuestra dieta y así prevenir o retrasar la aparición de patologías concretas como, por ejemplo, obesidad, y otras enfermedades como diabetes, hipertensión, todas ellas muy vinculadas a nuestro estilo de vida y alimentación.

Nutrigenética en la aventura del saber

La farmacia y el farmacéutico juegan un papel clave ya que disponen de un test nutrigenético que se realiza en las farmacias y que detecta, mediante un análisis de ADN en una pequeña muestra de saliva, el riesgo a desarrollar algunos problemas de salud en el futuro. A partir de esa información, se diseña una dieta totalmente personalizada, así como un plan de ejercicio para contrarrestar esa tendencia genética.

No os quiero adelantar más, ya que creo que os va a gustar mucho más el programa y sobre todo las lecciones magistrales del profesor Alfredo Martínez, con el que tuve la suerte de compartir plató. ¡Ah sí! Tengo que decir que nos peinaron con algo de gomina por si alguno que me conoce me ve diferente.

Aquí os dejo el link de la entrevista y además podréis ver a continuación un documental donde se da a conocer la historia de María, su protagonista, que nos muestra cómo cambia su vida una vez que comienza a adoptar hábitos de vida saludables con la ayuda de una farmacia y de una de las nutricionistas de Ns Nature System a través del Servicio Nutricional Ns. Aquí tenéis también el tráiler de este documental.

Uso de probióticos más allá de las diarreas: deportistas y embarazadas

En anteriores posts sobre los probióticos ya hemos comentado aspectos como la recomendación por parte de la comunidad científica para usarlos en la prevención y tratamiento de diarreas agudas y estreñimiento como arma para recuperar la flora intestinal dañada por diferentes circunstancias.

Actualmente, se está investigando el papel beneficioso de los probióticos en otras situaciones que hoy brevemente os voy a exponer.

Uso probióticos

Existen ya las primeras evidencias sobre los beneficios del uso de probióticos en deportistas. En este link puedes ver las conclusiones de una investigación con probióticos en corredores de maratón en el que los autores concluyeron que el grupo que tomaba probióticos, en concreto Lactobacillus rhamnosus disminuía la duración de los síntomas gastrointestinales en caso de enfermedad, lo que induce a pensar que el corredor puede entrenar durante más días al estar más protegido de posibles ataques infecciosos.

 

 

Otra utilidad muy interesante es la de investigar el papel de probióticos en embarazadas, ya que según varias investigaciones, parecen disminuir el riesgo de padecer diabetes gestacional y preeclampsiaaumento de la tensión arterial durante el embarazo-.

beneficios de los probióticos

También se está investigando la influencia de los probióticos en niños y adultos vacunados, ya que las primeras investigaciones señalan que pueden potenciar la eficacia de las vacunas gracias al papel inmunomodulador que ejercen.

En otro post ya os explicaré las primeras investigaciones sobre el beneficio de los probióticos tras colonoscopias y las primeras hipótesis sobre la importancia de una buena flora vaginal en tratamientos para la fertilidad.

Deporte en la tercera edad

Hoy toca el turno de comentar la vida activa en la tercera edad, y aplicar la pirámide de actividad física que hemos visto en entradas anteriores (niños y adultos) a nuestros mayores.

En esta pirámide obtenida en esta fabulosa guía de la Comunidad de Madrid que recomiendo leerse, se ofrecen las diferentes actividades deportivas que se le aconsejan a una persona mayor, así como recomendaciones básicas y sencillas sobre diferentes tipos de ejercicio, dependiendo de la capacidad de la persona, de su estado de salud, de su grado de dependencia y demás factores. Además, se dan medidas para disfrutar de la actividad física y de cómo adaptarla a las condiciones de cada uno.

actividad física en la tercera edad

Fundamentalmente se recomiendan:

  • Ejercicios para aumentar la fuerza muscular: durante dos días consecutivos a la semana hacer pesas, agachadillas, abdominales, ejercicios de levantarse-sentarse de una silla. Mejoraremos nuestra fuerza muscular y tendremos menos riesgo de caídas y por lo tanto de lesiones.
  • Ejercicios aeróbicos: andar, correr, nadar durante 30 minutos al menos al día. Mejoraremos nuestra tensión, colesterol peso etc.
  • Ejercicios de flexibilidad y  de equilibrio: necesarios para nuestras articulaciones como caminar afianzando el talón, sostenerse sobre un pie y luego sobre el otro, levantarse y sentarse en una silla sin utilizar los brazos, andar de puntillas etc

Y, en líneas generales, por supuesto sigue estos consejos:

  • Empezar poco a poco.
  • Procura llevar ropa y calzado cómodo.
  • Evitar situaciones extremas de frío o calor.
  • Beber agua para reponer líquidos.
  • Abandona la actividad si aparece dolor en el pecho, respiración jadeante, mareo, dolor de cabeza o calambres musculares.

Introducir de modo fácil y divertido la actividad física en nuestra rutina cotidiana puede convertirse en un acto placentero y lleno de vida y salud.

Ya sabéis, ¡todos a moverse!

Pautas para una vida activa

Tras comentar ayer las recomendaciones de ejercicios físico para los niños, hoy dedicamos este segundo post sobre ejercicio físico a las recomendaciones de vida activa para adultos. En la imagen inferior puedes ver la pirámide adaptada de varias guías españolas y europeas y realizada por el Hospital San Joan de Deu de Barcelona.

piramide vida activa

En la guía se recomiendan pautas de vida activa para realizar de forma diaria: caminar a pie –a ser posible rutas largas-, ayudar en las tareas de la casa, sacar a pasear a la mascota, subir escaleras en lugar de coger el ascensor, bajarse del autobús dos paradas antes para andar más, etc.

Como ves en el segundo escalón de la pirámide, el ejercicio aeróbico resulta fundamental y se debe realizar entre 3 y 5 veces a la semana durante al menos 20-30 minutos diarios. Actividades que pueden servirnos son: caminar rápido, esquiar, ir en bicicleta, nadar, jugar a fútbol, baloncesto, baile, tenis, etc.

Los ejercicios de flexibilidad y fuerza deben realizarse entre 2 y 3 veces a la semana: aquí se incluyen disciplinas como el pilates, yoga, estiramientos, bolos, pesas, jardinería, cuidar del huerto, etc.

Y finalmente, en la parte alta de la pirámide debemos evitar, en nuestro tiempo de ocio, estar muchas horas parados –algunos de nosotros bastante lo estamos ya en el trabajo, ¿verdad?-.  Así, cuando llegues a casa,, sigue las recomendaciones que se indican y seguro que tu salud y tus relaciones sociales mejoran. Además, te encontrarás más fuerte y rendirás más en tus actividades diarias, lo que aumenta la autoestima y valía personal. Compruébalo por ti mismo.

Concluyo diciéndote que la actividad física tiene un efecto tanto preventivo como terapéutico, y que las evidencias científicas que confirman este impacto beneficioso de la actividad física sobre la salud son simplemente abrumadoras.

¿Por qué es importante que los niños realicen ejercicio físico?

Como bien sabes, en este blog hemos defendido con fervor las ventajas para la salud y el organismo de una vida activa y la importancia del ejercicio. Una vez más, recuerdo sus beneficios:

  • Mejora y mantiene la autonomía
  • Ayuda a prevenir y controlar enfermedades
  • Aumenta la vitalidad
  • Ayuda a combatir el estrés
  • Mejora la autoestima
  • Mejora el estado de ánimo y disipa las preocupaciones
  • Incrementa la resistencia a la fatiga
  • Ayuda a perder peso o mantenerse en su peso ideal
  • Mejora el sueño
  • Fomenta las relaciones sociales
  • pool-1085283_640

El pasado 6 de abril se celebró el Día Mundial de la Actividad Física bajo la recomendación de una vida activa y los famosos 150 minutos de ejercicio a la semana -es decir, al menos 30 minutos durante cinco días a la semana o 22 minutos los siete días a la semana-. Al hilo de estas recomendaciones de la OMS,  este año se publicó un estudio muy relevante tras realizar un seguimiento durante 12 años a más de 300.000 europeos de diez países diferentes.

Los principales hallazgos se vieron principalmente en aquellos grupos de personas que siendo más inactivas un incremento en la actividad física se correlacionaba con un  menor riesgo de mortalidad. Puedes leer un pequeño resumen del estudio aquí.

Durante las próximas tres entradas del blog, y aprovechando que llega el buen tiempo y que es una buena oportunidad para empezar activar la rutina deportiva en nuestra vida, hablaremos de las recomendaciones de actividad física para niños, adultos y mayores.

Hoy empiezo con los chavales. Aquí podéis ver  la pirámide obtenida del programa PERSEO, que recomienda distintos tipos de actividad física que deberían realizar niños y niñas.tabla ejercicio niños

 

 

 

En esta dirección se dan pautas para que el profesorado escolar pueda también inculcar estos hábitos saludables entre los más pequeños. Recuerdo la importancia que los padres tenemos que dar con nuestro ejemplo a nuestros hijos compartiendo actividades deportivas o activas. A este punto prometo dedicarle un post en breve con recomendaciones para padres.

Considero que la imagen habla por sí sola y aprovecho estas líneas para motivar al niño a moverse. Pensad que en el colegio se pasan muchas horas sentado y que también nosotros tenemos que movernos con ellos. Todos saldremos ganando en salud, diversión y lazos familiares.

Día Mundial de la Salud

Tras el asueto de Semana Santa hemos empezado la semana con la celebración de dos de los días más importantes del año en cuanto a salud se refiere. El lunes de Pascua se celebró el Día Mundial de la Actividad Física, que nos recuerda la importancia de mantener una vida activa. Os recuerdo lo que la OMS dice: 30 minutos al día de ejercicio

Además de fomentar una sensación de bienestar, el ejercicio físico ayuda al corazón a trabajar de manera más eficiente, contribuye a regular el colesterol y la sensibilidad a la insulina, a mejorar el tono muscular y a prevenir la obesidad y el sobrepeso, entre otros beneficios.

Se debe, por tanto, huir del sedentarismo y caminar entre media y una hora diaria o practicar tres veces a la semana actividades aeróbicas como el baile, la natación o el ciclismo, para las cuales es recomendable reservar momentos en nuestra rutina diaria o semanal.cómo cuidar nuestra salud

Además de realizar algún deporte o ejercicio físico, debemos esforzarnos por llevar una vida activa en el día a día. Por ejemplo, es aconsejable caminar antes que desplazarnos en coche o subir por las escaleras antes que tomar el ascensor.

En esta dirección podréis encontrar más información sobre los beneficios del ejercicio físico y de otras pautas relacionadas con él, según la OMS.

Y por otro lado, ayer, 7 de abril, se celebró el Día Mundial de la Salud, que este año la OMS lo ha enfocado a través de la correcta manipulación e higiene de los alimentos que ingerimos.

Os derivo a varios consejos de vida saludbale y os dejo unas recomendaciones que podéis seguir cuando manipuléis y/o preparéis alimentos:

  • Lavarse bien las manos con agua y jabón. Luego debemos secarlas con aire caliente o toallas de papel.
  • Llevar siempre las uñas cortas y limpias. Es conveniente llevar las uñas sin esmalte al cocinar, ya que este oculta la suciedad que se acumula en ellas. También se deben sacar los anillos antes de tocar los alimentos, porque en ellos también puede haber restos de suciedad. Si tenemos alguna herida en las manos, debemos cubrirla con un apósito impermeable o una venda antes de tocar los alimentos.
  • Mantener limpias las superficies donde se vayan a preparar los alimentos. También se han de lavar bien los cuchillos, las tablas de cortar y todos los utensilios que se usen en la cocina.
  • Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados, y lavar bien los utensilios después de preparar los primeros. De esta manera, se previene la contaminación cruzada que se produce, por ejemplo, si se corta un pollo crudo y luego, con el mismo cuchillo, otro alimento ya cocinado.
  • Usar ropa limpia al cocinar y llevar el cabello recogido. No solo nuestro cuerpo debe estar limpio, sino también nuestra indumentaria, pues los microorganismos se alojan allí donde hay suciedad. También es importante no limpiar las manos, los cuchillos y los tenedores con la ropa.
  • No estornudar o toser sobre los alimentos. En nuestra saliva y mucosas existen microbios que pueden infectar el alimento, por lo que, si estornudamos o tosemos, debemos taparnos la boca y la nariz, y luego lavarnos las manos. Si estamos enfermos, es mejor no preparar comida para otros.

¿Conoces las cantidades diarias de nutrientes que debes ingerir?

En muchas ocasiones he comentado la importancia de leer el etiquetado de los alimentos que compramos; en primer lugar, para, en el caso de intolerancias o alergias, descartar que exista algún componente que no podamos comer; y en segundo lugar, para saber de forma orientativa qué comemos, con el objetivo de incluir una completa variedad de nutrientes necesaria para que nuestro organismo funcione de la mejor de las maneras.
En este sentido, hoy vamos a hablar de las cantidades diarias orientativas (CDO) de cada nutriente que deberíamos ingerir, y que la industria de la alimentación, la bebida proporciona voluntariamente en cada etiquetado de los productos.

Las CDO se refieren a la energía (calorías) y a cuatro nutrientes: grasas, grasas saturadas, azúcares y sodio (o sal). Conocerlas es importante para saber si nos estamos ‘pasando’ con algún tipo de nutriente o si nos ‘quedamos cortos’ con otro.

Las pautas para elaborarlas se basan en las necesidades típicas de hombres y mujeres sanos mayores de 18 años, con un peso normal o para el mantenimiento del peso. Toman en ccantidades diariasonsideración los niveles actuales de actividad física y el estilo de vida del ciudadano medio.

A continuación te detallo las CDO en esta tabla, cuya fuente es el EUFIC (European Food Information Council), y que es un ejemplo que puede encontrarse en distintos productos. Debes saber que se trata de unas indicaciones orientativas y no es necesario que te lo tomes al pie de la letra. Pero si detectas que te pasas en el azúcar o en la sal, por ejemplo, esta guía te ayudará a incluir los alimentos de un modo más razonable.
Como aclaración, te diré que la cantidad diaria recomendada de sal es 5 gramos, y entre 25 y 50 de azúcar.

Etiquetado obligatorio

Por todo esto, hay que leer los etiquetados. Espero que te ayude a elegir de una forma más sana los alimentos que compres.

De hecho, desde diciembre de 2014, han entrado en vigor las recomendaciones que deben figurar en el etiquetado de los alimentos que compramos. De forma obligatoria, los fabricantes deben incluir el valor energético (calorías que aporta una porción de un alimento), las grasas, las grasas saturadas, los hidratos de carbono, los azúcares, las proteínas y la sal; sobre los ácidos grasos trans, la Comisión Europea preparará un informe, en el plazo de 3 años, que podrá acompañarse de una propuesta legislativa.

Así mismo, de forma voluntario el etiquetado puede incluir los valores de otros nutrientes: ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, polialcoholes, almidón, fibra alimentaria, vitaminas o minerales.

Fuentes:

http://aesan.msssi.gob.es/AESAN/web/cadena_alimentaria/detalle/etiquetado_propiedades_nutritivas.shtml
http://www.eufic.org/article/es/artid/En_que_consisten_las_Cantidades_Diarias_Orientativas/

Comemos menos y tenemos más sobrepeso. ¿Cuál es la razón?

El post de hoy trata de explicar cómo, a pesar del pensamiento general de que si comemos menos no engordaremos, esto no sucede. Hace unos días, la Fundación Española de la Nutrición (FEN) presentó el Estudio ANIBES, la primera encuesta poblacional que recoge datos antropométricos, de ingesta calórica y hábitos de alimentación, y su interrelación con el gasto de energía y los patrones de actividad física de la población en España.

En este importante estudio han participado unas 2.000 personas entre 9 y 75 años. Llama la atención comprobar que la ingesta media actual de energía de la población española es de 1.820 Kcal/día por persona, una cantidad muy inferior a la que indican otros estudios anteriores, que registraron, por ejemplo, un consumo medio de 2.609 Kcal/día en 2010 y de 3.008 kcal/día en 1964, aunque dichos estudios se realizaron siguiendo una metodología diferente y de menor precisión.por qué comemos más y tenemos más soprepeso

Por lo tanto, se observa que comemos menos pero tenemos cifras de sobrepeso y obesidad mayores. Las razones que dan los científicos son fundamentalmente dos:

En primer lugar, existe un desequilibrio en el perfil calórico de lo que comemos, es decir, comemos más grasas y proteínas de lo que deberíamos y, por el contrario, menos hidratos de carbono de los aconsejados

Y en segundo lugar, no hacemos ejercicio físico. Este dato se relaciona con las cifras que apuntan a que más del 40% de la población española no hace ningún tipo de deporte.

Sobre el primer aspecto, hay que recordar que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda que entre el 45% y el 60% de la ingesta total de nutrientes se componga de hidratos de carbono. En este sentido, el estudio ANIBES muestra que el consumo medio es de un 41,5%.

Las grasas constituyen el 38% de las calorías, cuando deberían ser menos del 35%, y las proteínas son el 17%, aunque no deberían suponer más del 12%.

Sobre el segundo aspecto debemos recordar que la OMS recomienda realizar entre 30 y 60 minutos diarios de actividad física. Y hay que intentar cumplirlo, también estas fechas.

Así que mi recomendación general que siempre hago sigue siendo la misma: a moverse más y a comer de una forma más equilibrada, menos grasas y proteínas y más hidratos de carbono.

Puedes leer más en este link.

Conoce más sobre los probióticos y sus efectos beneficiosos

En los anteriores post sobre flora intestinal os contaba en qué situaciones se podía alterar y cómo eso podía tener repercusiones en nuestra salud y calidad de vida.

Hoy paso a comentaros que el mantenimiento de la flora intestinal depende de una alimentación adecuada y un estilo de vida sano. Además, la incorporación de probióticos y prebióticos (de estos últimos hablaremos en el siguiente post)  a tus hábitos de vida es una medida de prevención que ayuda a mejorar, restaurar y mantener nuestra flora intestinal.

Pero, ¿qué son los probióticos? Seguro que has oído hablar de ellos.

Los probióticos son microrganismos vivos que administrados en cantidades adecuadas ejercen un beneficio en quien los consume. Se encuentran en alimentos fermentados como en yogures o el kéfir pero también en complementos alimenticios dispensados en la farmacia. Para que un probiótico sea considerado de calidad debería ser capaz no sólo de sobrevivir al paso por el aparato digestivo, sino también de proliferar y colonizar en el intestino. Esto significa que deberían ser resistentes a los jugos gástricos y poder crecer en presencia de bilis, en las condiciones existentes en el intestino, o ser consumidos en un alimento que, actuando como vehículo, les permita sobrevivir al paso por el estómago y a la exposición a los jugos pancreáticos.

qué son los probióticosLos probióticos más utilizados se  clasifican fundamentalmente en dos géneros, Lactobacillus y Bifidobacterium.

Además, deben ser resistentes a los procesos de fabricación como viabilidad durante el proceso de producción y de conservación durante su periodo de almacenamiento y transporte.

Su mecanismo de acción es muy curioso ya que se ha demostrado que producen sustancias que actúan de manera directa contra las demás bacterias perniciosas, disputándoles la conquista de las paredes intestinales para implantarse allí y multiplicarse.

También pueden producir sustancias con capacidad bactericida como las bacteriocinas y tienen un efecto positivo sobre el sistema inmune porque le ayudan de forma indirecta a la producción de células defensivas.

Los probióticos son útiles en las siguientes situaciones, ya que mejoran y, en muchos casos, previenen los síntomas de:

  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Infecciones víricas y/o bacterianas
  • Debilidad del sistema inmune
  • Diarrea del viajero
  • Hinchazón de estómago
  • Gases
  • Síntomas de alergia
  • Obesidad
  • Enfermedad celiaca
  • Intestino irritable
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (Chron y colitis ulcerosa)

A continuación, te facilito en este link la guía mundial de probióticos de la Asociación Mundial de Gastroenterología (WGO, por sus siglas en inglés) y que, bajo el auspicio de la OMS (Organización Mundial de la Salud), resume qué es la flora intestinal y cómo los probióticos pueden ayudar en diferentes situaciones tanto en adultos y niños.