El silicio, un mineral esencial en el organismo

Se habla poco del silicio y sin embargo, es un mineral importante a la hora de cuidar algunos aspectos de nuestro organismo.

De media, el cuerpo humano contiene 7 mg de silicio, pero esta cantidad va disminuyendo a medida que cumplimos años.

Se trata de un mineral que juega un papel importante en la síntesis de colágeno, elastina y las paredes arteriales, ayudando a cuidar la firmeza de la piel, a proteger la pared interna de las arterias y, a algo tan esencial, como es la fijación del calcio.

Hay muchos alimentos que contienen silicio, como el ajo, la cebolla, las judíasguisantes o cereales integrales, que nos ayudan a conseguir la Cantidad Diaria Recomendada (entre los 15 mg y los 40 mg por día). Sin embargo, a veces es difícil mantener los niveles adecuados de silicio en el organismo.

Por un lado, se trata de un mineral difícil de asimilar por el cuerpo humano, que se queda con menos de un 10% del silicio que le llega a través de los alimentos.

cereales mujeres

Por otro, el silicio asimilado se elimina a través de la orina, o se destina al pelo o a las uñas, con lo que queda poco para cumplir funciones tan importantes como prevenir la osteoporosis y otras enfermedades óseas.

Algunos de los beneficios de mantener los niveles adecuados de silicio en el organismo son:

* Ayuda a mantener la elasticidad y firmeza de la piel, lo que se traduce en atenuación de las arrugas y prevención del envejecimiento cutáneo.

* El silicio ayuda a reducir las inflamaciones del aparato digestivo (estómago, intestinos) y a estimular su capacidad inmunitaria.

* Mejora la circulación sanguínea, al ayudar a mantener en buen estado la cara interna de las arterias.

* Es necesario para la formación, pero también para el mantenimiento de huesos y cartílagos en buen estado.

 

Como podéis ver, el silicio constituye un mineral esencial para el buen funcionamiento del organismo en su conjunto, y es importante mantener niveles óptimos del mismo.

Fuentes:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25389960

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25081495

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0047720679900840

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1490428

http://link.springer.com/chapter/10.1007%2F978-1-4612-5944-2_4

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0140673693923019

http://www.nap.edu/read/10026/chapter/15#529

 

 

Fotos: Freedigitalphotos

 

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.