Los lácteos, siempre presentes en tu dieta

La leche y sus derivados son alimentos básicos e indispensables que deben estar presentes en nuestra alimentación todos los días. Por eso, las autoridades recomiendan ingerir entre dos y cuatro raciones al día de estos productos.

Los niños y adolescentes deben tomar diariamente lácteos en su etapa de crecimiento (se habla de medio litro de leche diario). La razón principal es que el alto contenido  en calcio les ayudará a adquirir unos huesos más fuertes.

beneficios de los lácteos

En los adultos, científicos españoles demostraron hace unos años que la toma de lácteos desnatados reduce la tensión arterial hasta en un 54%. En este sentido,  también otras investigaciones han señalado disminuciones de colesterol y una mejora en el control del peso corporal. Así mismo, existen efectos positivos de la leche después de hacer deporte.

Sin embargo, hay personas que son intolerantes a las proteínas de la leche o a la lactosa, tal y como vimos en el post anterior. En estos casos, son recomendables lácteos como el queso curado o semicurado, el yogur y otras leches fermentadas.

Seguro que estarás pensando que me he mojado poco, que no he dicho nada sobre si es mejor la leche entera, ‘semi’ o desnatada, o sobre los diferentes tipos de lácteos, su conservación, higienización, etc. Iremos avanzando en estas dudas en próximas entradas.

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.