La dieta mediterránea, un tesoro para la salud

Como ya vimos en uno de los primeros posts, una alimentación equilibrada es buena para nuestra salud. Ciertamente, estamos ante una obviedad. Y voy a atreverme a decir otra: la dieta mediterránea es una forma de alimentarse de forma variada y equilibrada. Tenemos entonces dos obviedades; pues los españoles no hacemos caso a ninguna de ellas. Lo dijimos en el post de presentación, la mayoría de las personas dicen que no saben comer, y eso que somos mediterráneos.

olive-oil-968657_640

Serrat lo sabía y si dedicó una canción tan mítica al mediterráneo por algo sería. La dieta mediterránea es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde 2010 porque sus beneficios para la salud están plenamente contrastados por muchos estudios científicos. Esta dieta se basa totalmente en alimentos que contribuyen a nuestro equilibrio nutricional, y seguir este tipo de alimentación nos ayuda enormemente no sólo a mantener la línea o a proteger nuestra salud nutricional, sino a prevenir ciertas enfermedades. Como muestra, un botón: en el estudio Predimed, (PREvención con DIeta MEDiterránea) que es el ensayo de mayor envergadura que se ha realizado sobre nutrición en España, se observó que la dieta mediterránea suplementada prudentemente con frutos secos y aceite de oliva reducía en un 50% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Otro hallazgo reciente de este mismo estudio es que la dieta mediterránea alimenta nuestro cerebro protegiéndolo del envejecimiento y del deterioro cognitivo.

En líneas generales, esta dieta se caracteriza por incluir:

1)     Un alto consumo de grasas (pero ojo: en forma de aceite de oliva), tanto para cocinar como para aderezar los platos.

2)     Un elevado consumo de cereales no refinados, fruta, verdura, legumbres y frutos secos.

3)     Un consumo moderado-alto de pescado.

4)     Un consumo moderado-bajo de carne blanca (aves y conejo), y productos lácteos, principalmente en forma de yogurt o queso fresco.

5)     Un bajo consumo de carne roja y productos derivados de la carne.

6)     Un consumo moderado de vino o cerveza con las comidas.

Os dejo un link para aprender aún más sobre la dieta mediterránea: http://dietamediterranea.com/

Opina

*

(Spamcheck Enabled)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.